UF:26.637,26 UTM:46.693,00 Dolar:- Euro:749,60 Cobre US$/Libra:2,92 Petróleo WTI US$/Barril:49,91 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:22.372,00

Temporada lírica, en modo de "alerta" ....

Jaime Torres Gómez

Martes 22 de agosto de 2017

El avance de la presente temporada lírica del Municipal de Santiago no ha dejado indiferente al público como a la crítica especializada, y no precisamente por sus deslumbrantes logros… , dejando planteada -aún- ciertas interrogantes…

En la crítica al primer título, con Jenufa, se dejó entrever el foco de la actual administración de Frédéric Chambert, con fuerte énfasis hacia un renovado concepto teatral. Y justamente, en aquel título, pudo calibrarse buena parte de esta nueva conceptualización, discurriendo por una revisitación dramática que -aparentemente- enriquecería los contenidos, elemento en sí válido como axioma.

En los siguientes títulos, con Bodas de Fígaro (Mozart) y Rigoletto (Verdi), se ha profundizado esta propuesta, con débiles resultados estéticos más la recurrencia de una inquietante baja en la calidad escénica de las producciones, no obstante logros parciales en los resultados musicales.

BODAS DE FÍGARO: ATISBOS DE ERRÓNEA ECONOMÍA…

El segundo título de temporada, con la ópera mozartiana inaugurando la trilogía Mozart - Da Ponte prevista en 3 temporadas, convocó a un equipo casi ciento por ciento galo, el mismo que estará a cargo de los siguientes títulos (Don Giovanni y Cosí fan tutte).

Imagen foto_00000001

Con una puesta visualmente estática firmada por Roberto Platé, artista plástico argentino radicado en Francia, y de sólidas credenciales, basó su propuesta en una estructura fija en toda la ópera, pintada en color madera envejecida, con casi nada de elementos corpóreos y no debidamente complementado con elementos lumínicos (diseñados por Jacques Rouveyrollis y realizado por Christophe Naillet) que enriquecieran el contexto global, tornándose definitivamente aplastante y plano a lo largo de las casi tres horas de duración del espectáculo… Felizmente hubo grato contraste visual con un buen diseño de vestuario -respetuoso de la época y de buena factura- firmado por Jacques Schmidt y Emmanuel Peduzzi.

Imagen foto_00000002

Sin duda, una solución escolar, no propia para los estándares del Municipal, cuestionándose si existió alguna mal entendida economía de recursos, o bien erróneo concepto del despojo a lo accesorio, que, bien solucionado, habría tenido real efectividad.

Mejor resultado hubo en la dirección escénica del octogenario Pierre Constant, optando por una Interesante alusión a una suerte de “teatro dentro del teatro” (de hecho, se dispuso un cortinaje adicional descubierto por Figaro al comienzo, en señal de presentación), por cierto un potente recurso dramático. La dinámica aplicada a la hilarante trama tuvo completos logros, con un ordenado y eficiente uso del espacio, más lúdicas (y a veces abstractas) soluciones escénicas, obteniendo ágiles respuestas de cada personaje.  

Imagen foto_00000003

A diferencia de los diseños escenográfico y lumínico, al menos no se vislumbran riesgos para los siguientes títulos (Don Giovanni y Cosí…) en la dirección escénica, mientras siga en las manos de Pierre Constant… , esperando debida superación de los demás elementos…

Los resultados musicales tuvieron alarmantes resultados… La concertación de Attilio Cremonesi, quien exitosamente un mes antes había dirigido un concierto con la Filarmónica, en este título lírico acusó peligrosos ripios. Si bien obtuvo muy buen resultado de la orquesta (precisión de ensemble más excelentes logros en texturas y balances), sin embargo no hubo conexión entre el foso y los cantantes, básicamente debido a arbitrarias marcaciones que no facilitaron debido fraseo en lo vocal, traducido en constantes atropellos para los cantantes.

De ambos elencos, se apreciaron abismantes diferencias entre el Internacional y el Estelar, con una insalvable mala elección de su protagonista principal (Igor Onishchenko), de grato timbre aunque de insuficiente espesor para el rol de Figaro, restándole presencia. Mejor anduvo ZhengZhong Zhou como el Conde de Almaviva, aunque inaudible en varios concertados. Fuera de estilo Nadine Koutcher como la Condesa de Almaviva, y con dificultades de ensamble y proyección de Angela Vallone, como Sussana.

Diferente desempeño, al umbral de la excelencia, se dio en todo el segundo elenco, encabezado por un magistral Figaro de Javier Weibel en todo sentido, junto a una solvente Paulina González como la Condesa, un extraordinario Patricio Sabate como el Conde y una excelente Patricia Cifuentes como Sussana, evidenciando una vez más la homogeneidad de equipo encontrada en los cantantes nacionales…

Un coliseo como el Municipal no debe incurrir en graves errores de elección de artistas, en este caso principalmente quien fungió del rol titular de Figaro en el primer elenco… , obligando necesariamente re-definir los parámetros de convocatoria de los elencos, especialmente en el internacional.

UN RIGOLETTO DE ARBITRARIA CONCEPTUALIZACIÓN…       

Con una puesta firmada por el inglés Walter Sutcliffe, ésta tuvo una perspectiva en principio interesante y completamente válida, con una exploración psicológica (o psiquiátrica, según se la mire) de la interioridad del personaje de Rigoletto, sirviéndose de elementos en sí acertados, como un una lograda proyección de un túnel sin horizonte de salida y estratégicamente dispuesto en momentos claves de los soliloquios del personaje. Asimismo un eficiente desplazamiento de los paneles móviles entre cada cuadro. Y acertado recurso teatral la abstracción de la llegada de Gilda a la posada de Sparafucille al golpear la puerta y su posterior muerte.

Imagen foto_00000004

Como contrapartida, una visualidad escénica, a la postre, simplona y de alguna forma disfrazando cierta falta de ideas, con un erróneo sentido del minimalismo. Esto, mal ayudado por una básica iluminación y vestuario extemporáneo… , asimismo, enfoques descontextualizados (so pretexto de cierta clave sigloveintera que poco aportó a una debida exégesis argumental) como la caracterización de Gilda y su entorno, de óptica definitivamente caricaruresca, agregándose la nula inteligibilidad de la caracterización del Palacio del Duque de Mantua, entre varios elementos. Sin duda, una arbitraria conceptualización, al umbral de la arrogancia intelectual…

Imagen foto_00000005

En resultado musical discurrió por buen camino, principalmente ante una excelente concertación de Maximiano Valdés, de completa colaboración con los cantantes, amén de una visión de asimilado idiomatismo, brindando en general las tensiones precisas y en todo momento con un continuum discursivo sin fragilidades, obteniendo buena respuesta de la Filarmónica.

A diferencia de Bodas de Figaro, en esta oportunidad el primer elenco estuvo a la altura de lo esperable (muy bien Sebastian Catana como Rigoletto, notable Yijie Shi como el Duque de Mantua, correcta Sabina Puértolas como Gilda, y excelente Alexey Tikhomirov como Sparafucille, mientras que en el segundo hubo resultados dispares, con un correcto Fabián Veloz como Rigoletto, despareja Jaquelina Livieri como Gilda y deficiente Juan Pablo Dupre como el Duque de Mantua.  

Imagen foto_00000006

En suma, considerando los tres primeros títulos de la actual temporada lírica del Municipal de Santiago, no puede hablarse de excelencia global, apreciándose inquietantes atisbos de alerta ante la merma del nivel de producciones acostumbrados, con apuestas que han confundido esencialidad con erróneo sentido al despojo de medios… 

Jaime Torres Gómez

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...