UF:26.631,74 UTM:46.787,00 Dolar:651,32 Euro:758,30 Cobre US$/Libra:2,72 Petróleo WTI US$/Barril:46,79 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.518,58
Se inicia la cuenta regresiva en la DC: camino propio o Nueva Mayoría

Se inicia la cuenta regresiva en la DC: camino propio o Nueva Mayoría

Viernes 28 de abril de 2017

La decisión de Carolina Goic, y de un creciente grupo de dirigentes de llegar hasta la primera vuelta presidencial está provocando tensiones que podrían derivar en una quiebre interno más profundo.

Desde un tiempo a esta parte, la Democracia Cristiana ha estado enfrentada a una disyuntiva existencial que no ha podido zanjar: preservar la unidad de un conglomerado que se está inclinando paulatinamente hacia la izquierda, y donde un importante grupo de dirigentes de la colectividad se siente cada vez más incómodo, o intentar rescatar una desdibujada identidad partidaria con el propósito de recuperar el centro político del que se ha visto desplazada la falange.

En la actualidad el partido de la flecha roja se encuentra en esa bifurcación, a partir de la cual deberá adoptar una decisión clave en la junta nacional de este sábado, dado los alcances que puede tener esa determinación para la tienda política y la Nueva Mayoría.

Todo parece indicar que la DC optará por el camino propio, compitiendo en la primera vuelta presidencial con Carolina Goic como candidata, postura que provoca resistencias en un sector del partido que está a favor de participar de una primaria del conglomerado de gobierno.

El foco de la tensión se ha centrado en lo que ocurrirá con la unidad del bloque si es que la falange asume el camino de competir directamente en la presidencial de noviembre, ya que esa definición podría provocar que la Nueva Mayoría vaya con listas parlamentarias separadas.

En la DC no existe consenso respecto al impacto que tendría para el partido llevar una lista propia de postulantes al Parlamento, ya que algunas mediciones indican que podría perder casi una decena de diputados, mientras que otras proyecciones indican que el impacto sería menor.

Como sea, lo cierto es que el partido está dividido en relación a su futuro inmediato, y los alcances de esa fragmentación se podrían profundizar de aquí hasta los comicios de fin de año, donde tendrá una fuerte incidencia los resultados que obtenga la colectividad en ese proceso electoral.

Para el analista político, Mauricio Morales, no hay un riesgo mayor de quiebre interno dentro de la DC del que ya existe. A su juicio, todo indica que el partido se va a inclinar por competir en primera vuelta, sin perjuicio de que existan algunos movimientos de los grupos más de izquierda para presionar por competir en primarias. Pero descarta que esa posición se imponga, señalando que los legisladores que están a favor de ese camino tienen escaso control sobre los delegados de la junta nacional.

“Que la DC vaya a primera vuelta no va a generar per sé un conflicto interno, pero si esa pugna se podría dar más adelante, cuando llegue  el momento de hacer las campañas electorales, y algunos diputados disidentes que quieren primarias y rechazan ir a primera vuelta, terminen haciendo campaña con la foto de Alejandro Guillier y no con la imagen de Goic, emulando lo que sucedió con Claudio Orrego el 2013 en la primaria del sector. Por ende, si va a haber un conflicto, pero no un quiebre interno, si entendemos esto como la posibilidad de que parlamentarios o dirigentes abandonen el partido”.

Eso sí, el académico de la Universidad de Talca anticipa que esas dos posturas se van a enfrentar. En este sentido, el experto electoral destaca el llamativo hecho de que Carolina Goic y Mariana Aylwin, pese a estar en trincheras distintas dentro del partido, hoy tengan como punto en común que la DC compita en primera vuelta.

Morales también destaca que la disidencia no llegó al 30% de los votos en la última elección interna, y que por lo mismo, no tiene la fuerza para imponer el llamado a elecciones primarias.

Una táctica fallida

El cientista político y académico de la Universidad Central, Kenneth Bunker, tiene una visión distinta. Para el especialista, lo que partió como una estrategia de la DC para mejorar su posición en la negociación parlamentaria, terminó saliéndose de control.

“Mi impresión es que en un inicio, levantar la candidatura de Goic siempre fue, como en todas las elecciones, una forma de presionar a los otros partidos de la Nueva Mayoría, y principalmente a los de izquierda, para conseguir mejores cupos parlamentarios, presionando con la posibilidad de llevar su propia lista parlamentaria”.

Según el investigador, eso no pasó porque hubo factores que se salieron de control, como la bajada de Lagos, precedidos por el impulso de algunos sectores y dirigentes históricos de promover en las bases del partido que la DC compita en primera vuelta.

El riesgo de esto, plantea Bunker, es que algunas simulaciones muestran que el partido podría perder hasta 9 de sus 22 diputados, quedando en una posición bastante minoritaria.

El académico afirma que de ocurrir un escenario así, efectivamente existe el riego de un quiebre más profundo al interior de la Democracia Cristiana, particularmente, porque si Goic pierde en la una primera vuelta, cuestión que según el experto es altamente probable, los sectores de la colectividad que apoyan ir a primarias van a responsabilizar a la mesa directiva por ese resultado. “Aquí va a haber una pasada de cuenta a la mesa si es que a la DC le va mal en las elecciones de noviembre”.

Bunker prevé que de ir a primera vuelta, la tienda política encabezada por Goic deberá competir con lista parlamentaria propia, aun cuando esa pugna no está zanjada, y es la disputa que se está librando actualmente dentro de la Nueva Mayoría.

Para el experto electoral, la profundidad de ese posible quiebre va a depender también de la magnitud de la derrota que tenga la DC, asumiendo que es muy distinto si Goic pierde por una gran diferencia o por un margen estrecho con Alejandro Guillier.

“Si es que hay segunda vuelta, me parece que la DC se va a dividir entre quienes no apoyarán a Guillier por las diferencias que existirán en la primera vuelta entre la izquierda y la DC, donde la Nueva Mayoría va a inclinarse más a la izquierda, y aquellos que sí van a respaldarlo con el interés de mantener ciertas cuotas de poder”.

El analista agrega que si Guillier tiene chances de ganar en segunda vuelta, un grupo del partido se va a sostener de eso para darle su apoyo, porque será una fuente laboral segura para muchos dirigentes de la falange.

Carlos Cuadrado S./El Muro

Foto: Agencia Uno

Relacionados

El "meme" del día

Celebrando el 21 de mayo ...

Celebrando el 21 de mayo ...