UF:26.581,81 UTM:46.600,00 Dolar:646,33 Euro:760,55 Cobre US$/Libra:2,92 Petróleo WTI US$/Barril:47,09 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.724,50

¿Quién le gustaría que fuera el profesor de su hijo?: Piñera 27%; Guillier 11%; B. Sánchez 8%

Lunes 7 de agosto de 2017

Un estudio del Centro de Estudios de Derecho Público y Sociedad de la Universidad San Sebastián hizo preguntas como ¿quién le gustaría que fuera su suegro(a)?, ¿a quién le confiaría sus ahorros?

A cuatro meses de las elecciones presidenciales y parlamentarias, con más frecuencia y con mayor habitualidad, la ciudadanía se está acostumbrando a leer en los medios de prensa los resultados de distintas encuestas de opinión pública, unas que cuentan con mayores niveles de credibilidad por parte de la clase política. Muchos de los candidatos, incluso, se preocupan tanto de los resultados que hacen cambios a sus campañas, a la rápida, cuando las cifras no los acompañan en estas encuestas electorales y, entonces, ponen en duda la validez de las mediciones. Así, mientras unos se ponen nerviosos, otros se sienten con cierto ánimo de triunfo.

Sin embargo, hay quienes olvidan que, en la práctica, los sondeos de opinión no son más que una estimación de las preferencias, de un determinado grupo encuestado a través de diferentes metodologías, en un momento específico y, de ahí, entonces, las críticas vertidas sobre la real capacidad predictiva de sus resultados. A tal punto, algunos le atribuyen relevancia a las encuestas que los equipos detrás de las campañas hacen los ajustes necesarios en los discursos de los candidatos para “conquistar” a los potenciales electores, cautivarlos con mensajes que despierten expectativas.

En medio de las encuestas tradicionales, recientemente apareció un sondeo distinto a los que estamos acostumbrados y que estuvo a cargo del Centro de Estudios de Derecho Público y Sociedad de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián, estudio que evaluó, por primera vez, a los candidatos presidenciales en escenario de situaciones cotidianas. Para ello, se encuestaron a 1.894 personas, todas mayores de 18 años, siendo un 58% mujeres y un 42% hombres.

¿A quién le gustaría de profesor, suegro(a) y le confiaría sus ahorros?

De acuerdo a la muestra, los candidatos presidenciales reprueban ante la ciudadanía en cuestiones tales como cercanía, confianza y capacidad en escenarios comunes. Llama la atención que, en este sondeo de la USS, no aparecen como, por ejemplo, ocurre en otras mediciones, preguntas típicas, del tipo: 1.- Si las elecciones presidenciales fueran el próximo domingo y los candidatos fueran… ¿Por quién votaría usted?, 2.-  Si las elecciones presidenciales fueran el próximo domingo y los candidatos fueran… ¿Por quién votaría usted?, 3.- Independiente de su preferencia y exceptuando a la Presidenta, Bachelet, ¿Quién cree usted que será el próximo presidente de Chile?

Lo que sí se encuentra y que constituye la novedad son consultas como: “¿Quién le  gustaría que fuera el profesor de su hijo?” Frente a esa pregunta, la respuesta fue: un 27% se inclina por el candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, mientras un 13% opta por Alejandro Guillier, un 11% por Felipe Kast y un 8% por Beatriz Sánchez. Cabe mencionar que despuéss de Piñera, el segundo lugar lo ocupa “ninguno” con un 24%.

En definitiva, la alternativa “ninguno” encabeza las preferencias en desmedro de los candidatos. Sin ir más lejos, y ante la pregunta “¿Quién le gustaría que fuera el suegro/a de su hijo/a?” la opción “ninguno” alcanza un 38%, seguido por Sebastián Piñera con un 27%. Más abajo en la evaluación, aparecen Guillier con un 10%, Felipe Kast  con un 7% y Beatriz Sánchez con un 6%.

Ante la pregunta “¿A quién invitaría a pasar la navidad con la familia?” la preferencia “ninguno” alcanza un 33%, seguido por Piñera (22%), Sánchez (11%) y Guillier (10%). Por último, en la interrogante: “¿A quién le confiaría sus ahorros?” La alternativa “ninguno” llega al 52%, dejando en el segundo lugar a Sebastián Piñera con un 26%, seguido de Alejandro Guillier con un 5%.

Sebastián Sichel, Subdirector del Centro de Derecho Público de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián, asegura que “lo más atractivo de hacer esta encuesta fue mirar de otra forma las decisiones que toman los ciudadanos respecto a sus líderes políticos”. En ese sentido, explica a EL MURO que “lo natural es que hagamos una pregunta seca del tipo: ¿usted votaría por él sí o no, el próximo domingo? Lo complejo es cuando queremos saber las causas que llevan a una persona a votar y nuestra encuesta fue eso: descubrimos las causas. Si es la admiración intelectual, porque quiere ser profesor. Si es la admiración, por alguna simpatía personal. La admiración por incorporarlo a tu familia, queriendo que sea el suegro de tu hijo o la admiración para que administre tus bienes y tus cuentas”.

Sichel plantea que “esas cuatro perspectivas nos dan una mirada distinta de por qué la gente vota por alguien y nos permiten entender que, detrás de la decisión intelectual – programática, que es una decisión de una pequeña minoría de la élite, hay una decisión emocional: en quién puedo confiar. Y este estudio nos permitió auscultar eso: sabemos por qué razones alguien quiere votar por Sebastián Piñera, Felipe Kast, Manuel José Ossandón o Marco Enríquez – Ominami, etc. Y sabemos que esas razones, hay que estudiarlas de manera más profunda para poder comprender los comportamientos sociales y vincularlos a la confianza de las instituciones políticas”.

Cabe mencionar que la muestra comprendió el período entre el 14 de junio hasta el 17 de julio. Las personas encuestadas fueron 1.894, todas mayores de 18 años. Un 12% corresponde al ABC1, un 26% al C2, un 27% al C3, un 27% al segmento D y un 8% al E. El rango de edad de los participantes ubica al segmento entre los 40 y 59 años en el primer lugar con un 44%, seguido por 60 o más con 31%, finalizando con el rango 39 o menos con un 25%.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

 

 

Relacionados

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...