UF:26.625,84 UTM:46.647,00 Dolar:- Euro:750,94 Cobre US$/Libra:2,57 Petróleo WTI US$/Barril:49,80 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.080,28

Programa de Gobierno Beatriz Sánchez 2017: Patillas, onda disco y patas de elefante

Lunes 15 de mayo de 2017

El MURO continúa con su análisis de los programas de gobierno (esos que nadie lee) de las candidaturas presidenciales 2017. Ahora analizamos las propuestas del Frente Amplio y su candidata Beatriz Sánchez.

“Programa Beatriz Sánchez a las primarias del Frente Amplio”, es el título del documento presentado recientemente por la precandidata presidencial, aunque desde el principio se advierte que es solo una “hoja de ruta”.

No sería un programa finalizado, sino que la invitación a hacer uno, porque según Beatriz Sánchez, el sentido de ser de su candidatura “es la de ser todos protagonistas” (p. 5).

Se establece así un procedimiento llamado “Proceso programático del Frente Amplio”, el que se inició supuestamente en marzo y que terminaría en julio, a través de una serie de reuniones comunales (Comunales Frenteamplistas), encuentros programáticos y otras instancias que rememoran el intrincado y costoso trabajo del actual Gobierno para recabar propuestas para la nueva constitución.

Las discusiones tendrían ejes temáticos, en donde no es posible dejar de mencionar entre ellos, el titulado “bienestar animal” y el “Felicidad” (usted pensaba que la felicidad era un tema personal … No, al parecer el Estado se la va a suministrar también ….)

Sin embargo, el documento no se queda en el mero procedimiento y también entrega una visión de país y elabora algunas propuestas:

El diagnóstico

Su visión del país es bastante sencilla, pero como buen relato populista, eficaz: Todos los males del país serían consecuencia de una “democracia de los consensos” (p.43) – se entiende que la de los últimos 30 años - que solo habría tenido como objetivo “un esquema de gobierno construido para asegurar estabilidad y crecimiento económico” para “unos pocos” (p.43).

Esos “pocos” son la elite que maneja Chile y que basan su poder en la concentración económica, la cual ha sido amparada y fortalecida por el actual sistema político.

Sistema que, por tanto, sería el culpable de la pobreza de Chile y de la destrucción de la cohesión social y del sentido de comunidad, pues coloca “al mercado y a la oportunidad de negocio por encima de cualquier otro criterio” (p.23), construyendo así una “comprensión de la vida mercantilizada” (p.23).

Además, se precisa que este sistema sería ilegítimo, pues fue implantado por la dictadura militar sin consulta a los chilenos.

Por último, señalan que uno de los mecanismos de mantención de este sistema, sería la “democracia representativa” construida en Chile solo para “sobrerepresentar” los intereses de esa elite.

Todo lo anterior, permite que “los grandes empresarios pueden tener rentabilidades más altas que en otros países, sin la necesidad de innovar y generar nuevas ideas” (p. 34).

Es decir, un diagnóstico de la realidad que nada tiene que envidiar a “Las venas abierta de América Latina” de Eduardo Galeano, el ícono pop de la izquierda sesentera.

La solución

Las soluciones son también igual de “novedosas”. Terminar con la “segmentación de los servicios” (p. 24), uno privado y otro público, porque así no habría incentivos para que todos ayuden a mejorar colectivamente el actual sistema.

Para ello, proponen como “elementos articuladores” de este camino de ruta, construir una sociedad que se capaz de “enfrentar los riesgos individuales de manera solidaria y colectiva” (p.25) y la desmercantilización la vida.

En resumen: Estatizar la educación, estatizar, la salud y estatizar la previsión social.

Claro que los redactores del documento no son tan burdos en la presentación de sus propuestas, y es así como nunca mencionan la palabra “estatizar”, sino que lo describen como:

Eliminar toda posibilidad de lucro en la educación superior y terminar con el cobro de aranceles y el CAE y sostener el sistema con aportes públicos. (En castellano=estatizar)

Eliminar el mercado de la Salud, “retornándolo a lo público” (En castellano=estatizar)

Eliminar el mercado de la previsión social y crear un sistema solidario (En castellano=estatizar).

Sin embargo, no se crea que estas son propuestas “populistas”, pues el programa se compromete a un principio que considera fundamental. Un “compromiso político con la responsabilidad fiscal” (p. 13), y que según ellos se concreta “asegurando la existencia de ingresos permanentes para financiar el aumento del gasto fiscal requerido para materializar las reformas que comprometamos” (p. 13).

O sea, ni hablar de ahorro, austeridad, evitar el despilfarro, mejorar la eficiencia u otros ingredientes que solo mentes retorcidas podrían entender como “responsabilidad fiscal”. Para el programa de Beatriz Sánchez, la “responsabilidad fiscal” se reduce en encontrar la plata para hacer todos los gastos que se imaginan.

La pregunta mágica es ¿De dónde sale esa plata? fácil ( ¡ increíble que ha nadie se le hubiese ocurrido antes !): “aumento de la contribución de los multimillonarios” (p.52) y reducir el gasto militar (p. 53).

Pero las reformas necesarias no son solo económicas y sociales, también dicen relación con el sistema político actual, por lo que la “Hoja de Ruta” llama a construir una nueva forma de democracia, que no se quede en la mera democracia representativa y que vaya en cambio, a la búsqueda de mecanismos de democracia directa. De hecho, pretenden que su programa de gobierno sea objeto de un “gran plebiscito nacional” (p. 20) para su aprobación, de esos que le gustaban tanto a Hugo Chávez, y a los que convocaba casi todos los años para saltarse el Congreso y otras instituciones democráticas que tanto estorban a la gran marea de las ansias del “Pueblo” con mayúscula (que menos …).

Así las cosas, y leyendo una y otra vez el programa, es imposible no recordar, con estas “novedosas” propuestas, a aquellos jóvenes idealistas de patilla larga, que bailaban a los acordes de la onda disco y vestían pantalones con ostentosas patas de elefante …. Con la diferencia que, en esos años, aquellas ideas también eran jóvenes.

Hoy en día en cambio, se aprecia en el ideario del Frente Amplio y en la candidatura de Beatriz Sánchez, una extraña mezcla de pasiones jóvenes e ideas añejas.

EL MURO

Relacionados

El "meme" del día

Celebrando el 21 de mayo ...

Celebrando el 21 de mayo ...