UF:26.646,14 UTM:46.693,00 Dolar:- Euro:746,15 Cobre US$/Libra:2,9 Petróleo WTI US$/Barril:50,66 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:22.349,59

Platas PS en Pampa Calichera: Empresa del caso Cascadas que perjudicó a miles de cotizantes AFP

Miércoles 17 de mayo de 2017

Para el abogado Mauricio Daza, en el caso de Pampa Calichera, “estamos hablando de una empresa que habría sido utilizada para poder poner en marcha lo que se ha considerado como el mayor fraude en la historia de nuestro mercado de valores”

Ni siquiera cuando el Partido Socialista, o mejor dicho, algunos de sus militantes decidieron apoyar al senador independiente Alejandro Guillier como pre candidato presidencial, dándole la espalda a las aspiraciones de Ricardo Lagos de llegar, por segunda vez, a La Moneda, que el PS no acaparaba tanto el centro de la atención al interior de la Nueva Mayoría.

Y, pareciera que atrás quedó el tema del desaire al ex Presidente, Ricardo Lagos, porque se instaló un flanco que la mesa directiva del partido de Michelle Bachelet ha manejado con debilidad: las millonarias inversiones del patrimonio de la colectividad en empresas, entre ellas, Pampa Calichera, Endesa, Caja Los Andes, La Araucana, Aguas Andinas, Esval, CGE, Masisa, Celulosa Arauco, Autopista del Sol, Vespucio Norte y, nada menos que también SQM –con una inversión de $2 mil millones- la misma firma del yerno de Augusto PinochetJulio Ponce Lerou, investigada por el financiamiento ilegal de las campañas políticas y que el Partido Socialista no ha escatimado en cuestionar públicamente. Al parecer, en privado, SQM no les genera ningún resquemor cuando se trata de aumentar los fondos del PS con una firma ligada a la dictadura.

Tras ese escándalo y la decisión del PS, comentada por su presidente Álvaro Elizalde, de “elevar los estándares regulatorios con criterios más exigentes de transparencia. Para ello, haremos públicas las nuevas instrucciones del mandato de administración de nuestro patrimonio”, posteriormente se supo a través de los medios de comunicación que el mismo Partido Socialista habría eludido el pago de impuestos por cerca de $1.400 millones, de acuerdo al Oficio N° 4.335, del 7 de noviembre de 2005, documento en el que se expresa que " se determinó que las ganancias por la venta de acciones, bonos, créditos, depósitos a plazo, letras hipotecarias, quedarán sin el pago de impuestos, descartando asimilar a un partido político con una empresa. Que para calificar a una entidad de empresa se requiere de la formación de un todo constituido por el capital y el trabajo, encaminado a la realización de actividades mercantiles, industriales o de prestación de servicios con fines lucrativos, propósito este último que no concurre en el caso de aquellos entes cuyo objetivo principal por su naturaleza no es perseguir un fin lucrativo, y que las eventuales rentas obtenidas se invierten íntegramente en el financiamiento de la colectividad o asociación de que se trate".

Lo que está ocurriendo en el PS no ha dejado a nadie dentro del mundo político indiferente, tampoco entre los que están detrás de las causas por financiamiento ilegal de campañas políticas. Por ejemplo, el abogado, Mauricio Daza, querellante en el caso Penta y SQM, en entrevista con EL MURO critica la decisión del Partido Socialista de mantener vínculos con la minera no metálica del yerno de Augusto Pinochet, situación que define, simplemente, como impresentable. “Por una parte, resulta legal que el Partido Socialista haya realizado estas inversiones, toda vez que no existía ninguna norma que lo impidiese. Sin embargo, desde otro plano que se vincula con lo que es el debido funcionamiento de las instituciones bajo el parámetro de probidad, obviamente, estamos frente a una actuación que genera conflicto de intereses que son inaceptables en una democracia plena”.

Para Daza, “finalmente, lo que sucedió fue que el volumen o la suerte patrimonial del Partido Socialista dependía, en alguna medida, del resultado económico de empresas en las cuales participa esa fuerza política y que debía regular y fiscalizar. Esto, es una situación que enturbia lo que es el debido ejercicio del papel institucional que tiene un partido político y, por lo tanto, se trata de una cuestión inaceptable y hay otra dimensión más”.

-¿Cuál es esa otra dimensión a la que usted se refiere?

Se vincula con las inversiones que realizó el Partido Socialista en SQM y en Pampa Calichera, empresas que no sólo están cuestionadas por su vinculación con el financiamiento ilegal de la política, a partir de aportes ilícitos a todos los sectores, sino también en el caso de Pampa Calichera, estamos hablando de una empresa que habría sido utilizada para poder poner en marcha lo que se ha considerado como el mayor fraude en la historia de nuestro mercado de valores que está relacionado con el caso Cascadas, donde, precisamente, estas empresas fueron instrumentalizadas para que Julio Ponce Lerou obtuviese ganancias indebidas, a costa de los accionistas minoritarios entre los que se encuentran las AFP y, de esa manera, millones de chilenos.

-En cuanto a los eventuales conflictos de interés, en el marco de las discusiones de proyectos de ley en los que, directa o indirectamente, pudieran favorecer o afectar a las empresas en las que el PS tenía inversiones, los parlamentarios del sector (diputados y senadores) no se inhabilitaron, ¿debieron hacerlo en aras de la transparencia de la que tanto hablan?

Lo grave de la inversión del Partido Socialista en SQM se vincula a lo que es la actuación de esta empresa y la forma cómo, finalmente, obtiene sus utilidades. Hay que recordar que más del 40% de las ganancias de SQM provienen de la explotación de pertenencias mineras del Estado las que fueron arrendadas en términos abusivos a la empresa controlada por (Julio) Ponce Lerou en 1993 y ese contrato está vigente hasta el año 2030 y ha sido cuestionado, precisamente, porque ni siquiera las condiciones abusivas en contra del Estado que fueron planteadas en ese instrumento se han cumplido debidamente por parte de SQM. Por lo tanto, parte de las utilidades que recibía la empresa y de las cuales se beneficiaba el Partido Socialista derivan de una actuación que atenta contra el interés público, a partir de la explotación abusiva de estas pertenencias mineras, lo que se ve ratificado en el hecho de que la misma Corfo ha demandado el término del contrato por estos graves incumplimientos.

-¿Hay un doble estándar, a su juicio, en el discurso del Partido Socialista y cómo en la práctica actúan algunos de sus militantes y dirigentes?

A partir del discurso socialista, estamos frente a una empresa que fue saqueada en dictadura y que, finalmente, terminó bajo el control del yerno de Augusto Pinochet, quien lideró un régimen que torturó y asesinó a cientos de militantes del Partido Socialista y, obviamente, ahí hay una contradicción por la cual muchos de sus militantes de base se sienten, con justificación, bastante devastados.

-¿Basta sólo el hecho de que el presidente del PS Álvaro Elizalde señalara que algunas de las inversiones del partido constituían un error? Ahora, se sabe que el partido no pagó $1.400 millones en impuestos. ¿Qué tan complejo es el escenario?

Bajo la lógica de un partido político, especialmente, de uno como el socialista que tiene una base ideológica bastante clara, estos hechos no pueden ser analizados bajo la perspectiva de un fondo de inversiones. Aquí, nos encontramos frente a una entidad que invirtió sus dineros colocándose en un manifiesto y grave conflicto de interés, el que no fue transparentado, ya que esto surge a partir de una investigación periodística. Muchos militantes sostienen, con justa razón, que nunca conocieron de los destinos de estos dineros y, por lo tanto, también hay ahí un problema grave de transparencia al interior del Partido Socialista. Esto, no se soluciona con una declaración pública en la que se reconozca un error, esto es mucho más profundo y grave y, obviamente, cuestiona la credibilidad del PS y el discurso que han planteado durante las últimas décadas.

-¿Cómo se soluciona, entonces? Según el presidente del partido van a elevar los estándares regulatorios, pero hasta ahora, se desconoce cuáles son esos parámetros…

Esto debe ser resuelto en forma participativa al interior del partido político que está afectado, sobre todo cuando estamos ante hechos que violentan a muchos militantes de base, no hay fórmulas, sin embargo, creo que la única manera que se puede avanzar de manera consistente es con establecer grados de transparencia reales acerca de las inversiones que se puedan hacer con estos recursos que recibió el Partido Socialista y, además, que se concrete en forma participativa. Hasta el día de hoy, hay un secretismo que parece bastante inadecuado e inaceptable bajo los parámetros que, hoy día, son exigibles para este tipo de instituciones. Ni siquiera se conoce el nombre de las personas que forman parte de este comité de inversiones, lo cual parece bastante fuera de lugar y no va en la dirección de poder transparentar, finalmente, todo esto y que sean los propios militantes, en forma amplia, quienes definan cómo se invierten los dineros que le pertenecen a dicha institución.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

 

Relacionados

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...