UF:26.581,81 UTM:46.600,00 Dolar:646,33 Euro:760,55 Cobre US$/Libra:2,92 Petróleo WTI US$/Barril:47,09 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.724,50

Patricio Navia: “Revolución Democrática está equivocado al no calificarla de dictadura”

Lunes 7 de agosto de 2017

Analistas señalan que es impresentable que el Frente Amplio no califiquen de dictadura lo que está sucediendo en Venezuela, sobre todo por la represión que existe hacia los movimientos estudiantiles y sociales.

La situación de Venezuela ha divido a la política chilena entre quienes apoyan el gobierno de Nicolás Maduro y quienes lo rechazan. La izquierda de nuestro país tampoco está ajena a esa disyuntiva. Por un lado, el Partido Comunista es un férreo defensor de Maduro. Por otro lado, Revolución Democrática ve con preocupación la crisis, sin embargo, no la califica como dictadura. Y también está la postura de Javiera Parada que fue tajante en criticar las violaciones a los derechos humanos que se están cometiendo en el país de Hugo Chávez.

Para el analista político Patricio Navia, que el Partido Comunista, por su línea ideológica y dogmática, está siendo consecuente al defender el gobierno de Maduro, ya que tienen el mismo pensamiento, sin embargo, aclaró que no están basando el apoyo que le dan en sus prácticas que van contra la democracia. “El Partido Comunista apoya a Corea del Norte y varios otros regímenes dictatoriales sólo por el hecho de ser de izquierda”, precisó Navia.

Según el analista, esta decisión no les va a afectar negativamente en las elecciones, ya que considera que a los chilenos en general no les importa mucho lo que pasa en Venezuela, no lo suficiente para decidir su voto a partir de eso.

“A la gente que le importa lo que sucede en Venezuela ya están polarizados, es decir, rechazan a Maduro y por lo tanto también al Partido Comunista; o apoyan a Maduro y también al Partido Comunista en Chile”, explicó.

Para el analista, es obvio que hay discrepancias y diferencias respecto a cómo ven los distintos grupos de izquierda chilenos lo que está haciendo Nicolás Maduro. Para algunos es apologístico y para otros es crítico. Sin  embargo, tiene claro que Maduro no va a dividir a la izquierda chilena.

Por otro lado está Revolución Democrática, para quienes Nicolás Maduro fue electo democráticamente y por eso no califican su gobierno de dictadura. “A mi juicio, si bien Maduro fue electo democráticamente, por el hecho de no haber aceptado un referéndum y el haber convocado la asamblea constituyente hace que sea correcto caracterizarlo como una degradación autoritaria que se convierte en una dictadura por su comportamiento. Creo que Revolución Democrática está equivocado al no calificarla de dictadura”.

Lo anterior se debe, en opinión de Patricio Navia a que están prefiriendo no ver las violaciones a los derechos humanos que comete el régimen de Maduro. “En general los partidos políticos son bastantes selectivos respecto a que violaciones a los derechos humanos denuncian. Por ejemplo, el gobierno denuncia las violaciones a los derechos humanos de Maduro, pero no de China, o de Guantánamo. Sebastián Piñera es muy duro contra Maduro, pero no denuncia las violaciones a los derechos humanos en China porque al final las relaciones internacionales también se basan en los intereses de los países”.

Bajo esa premisa, Revolución Democrática no está siendo consecuente, pero para el analista, en general,  nadie en política es consecuente respecto a donde defiende derechos humanos y donde no.

El analista político Patricio Gajardo es más duro y considera impresentable que algunos sectores de la izquierda chilena apoyen al Gobierno de Nicolás Maduro. “Hay violaciones a los derechos humanos, está intentando eliminar el poder legislativo que es una de las estructuras claves del sistema democrático, y tampoco quieren realizar elecciones presidenciales del próximo año. Creo que no hay ningún argumento para poder defenderlo, y la peor inversión que puede estar haciendo la izquierda es apoyar un régimen que es inmoral en sentido pleno y que no tiene base de sustentación”.

Patricio Gajardo, cree que este apoyo a Maduro sí le puede afectar a la izquierda chilena en las próximas elecciones. “Este régimen, a diferencia de los golpes de estado tradicionales ha sido un proceso largo y lento, y por eso a la izquierda le ha costado asumir una postura. Se trata de una situación de consolidación autoritaria a largo plazo y eso va a producir un desgaste de la izquierda en la medida que intenta defender lo indefendible”.

El analista político recordó que Beatriz Sánchez en su discurso planteó como primera medida llamar a una asamblea constituyente, sin embargo, explicó que el referente de lo que es una asamblea constituyente para Venezuela y todo el impacto que eso ha generado hace casi inviable intentar proponer algo de esa naturaleza en Chile.

En relación al comunicado que publicó Revolución Democrática en su postura hacia Venezuela, Patricio Gajardo lo calificó de impresentable y ambiguo. “Lo que yo lamento es que se supone que son jóvenes que están defendiendo los derechos humanos y que están en contra de la violencia sistemática, pero están apoyando la dictadura. Además, ya van muchos muertos. Por razones ideológicas están moviéndose por un slogan que hoy día demuestra que esa nueva izquierda representa más de lo mismo, es una izquierda infantil que no analiza las reales causas de los procesos y que toman actitudes muy a pesar de ellos”, manifestó.

Debido a esto, el analista político destacó la posición de Javiera Parada quien declaró que era impresentable que en Venezuela hubiera dictadura. “Barrieron con ella en las redes sociales, incluso dijo para ser de izquierda hay que ser demócrata y criticó a Venezuela, esa es la postura que debería haber tenido Revolución Democrática”.

Patricio Gajardo fue más allá y dijo que Revolución Democrática asume que el gobierno y la oposición venezolana es lo mismo, y que la responsabilidad es de ambos lados. “Hay más de cien muertos desde que comenzaron las manifestaciones, ha habido una represión permanente, hay más de 600 presos políticos, y seis personas refugiadas en la embajada de Chile en Venezuela, por lo tanto, no hay espacio para la ambigüedad. Es el momento en que uno esperaría un mayor nivel de coherencia en su discurso, sobretodo por la represión que existe hacia los movimientos estudiantiles y sociales”, puntualizó.

A pesar de que el Partido Comunista manifestó su apoyo a Maduro y que Revolución Democrática es más ambigua en su postura, Patricio Gajardo cree que eso no generará una división al interior de la izquierda chilena.

“Desde el Frente Amplio uno podría pensar que hay un proyecto nuevo, una propuesta novedosa que va más allá de la extrema izquierda radical o del infantilismo revolucionario, pero pareciera ser que no hay nada más. Sin embargo, no creo que eso tenga un impacto interno”.

Para los grupos que pertenecen al conglomerado puede generar un debate, pero para los sectores que no necesariamente participan en el Frente Amplio pueden ser más de lo mismo. “Es una extrema izquierda radical que no tiene un comportamiento coherente con los valores que se supone que decían”, aclaró Patricio Gajardo.

El analista dijo que Camila Vallejo pertenece a un partido que ha sido coherente, ya que su postura tiene un enfoque marxista concreto, es decir, no se es marxista a medias. Por ende, asume toda una serie de sustentación ideológica como que el imperialismo norteamericano es un factor clave en las estructuras de poder y dominio en América latina, por lo tanto, es lógico que ellos vean eso de una determinada manera.

“El Frente Amplio y Giorgio Jackson, intentan ser algo novedoso, pero no hay ninguna propuesta nueva. Debería haber un rechazo visceral, incluso por razones de vínculo generacional. Probablemente si ellos hubieran estado en la Venezuela de Maduro a muchos los habrían matado cuando marcharon el año 2011, esas movilizaciones sociales en Venezuela no lo podrían haber hecho”, argumentó el analista Patricio Gajardo.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

Relacionados

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...