El PS y la DC son los partidos que tienen más en juego en esta elección

0
143

Según la perspectiva de Marco Moreno, decano de Ciencias Políticas de la Universidad Central, lo que ocurra en estos comicios será determinante para el sistema político en los próximos años, y un desafío a los liderazgos de los partidos, ya que la fuerte fragmentación que habrá en el Congreso, obligará a mejora la capacidad para alcanzar acuerdos.

El experto dice que en esta elección, el PS es el partido que más riesgos asume, por la cantidad de candidatos que postula al Senado, donde podría ver mermada su representación en la Cámara Alta.

El analista Marco Moreno conversó con EL MURO sobre cuáles son los aspectos claves que se deberán analizar a partir de los resultados electorales de este domingo, donde la correlación de fuerzas entre los conglomerados y partidos será gravitante a su juicio.

¿Cuáles son las claves de esta elección que se deberán analizar con detención? ¿El segundo, tercer y cuarto lugar de la presidencial, el resultado de la DC en las parlamentarias, cómo le va al Frente Amplio en relación a la Nueva Mayoría, el porcentaje que obtengan MEO y Kast en sus respectivos sectores?

Tiendo a pensar que esos aspectos que señalas son los correctos. Quizás lo agruparía en términos de saber qué va a pasar con el peso de los partidos y las coaliciones después de la elección, y cómo va a quedar la correlación de fuerzas a partir de marzo de 2018.

Cuánto pesó, por ejemplo, el Frente Amplio. Porque hasta ahora es una incógnita qué capacidad ha tenido este movimiento de erosionar las bases de la Nueva Mayoría, y haber capturado parte de su votación.

También quién ganó y perdió, y cuál es la diferencia entre los candidatos es un factor importante a considerar, así como también los ganadores y perdedores entre los partidos y conglomerados.

En la Nueva Mayoría sería distinto si se da una derrota de todos los candidatos del PS al Senado y un robustecimiento del PPD; si los radicales consiguen aumentar su presencia en la Cámara de Diputados, como algunos plantean, de poder hasta doblar la cifra actual; y cómo le va a ir al Partido Comunista.

Y lo mismo en Chile Vamos. Ver si se vuelve a imponer la UDI por sobre RN, cuál será el rol que juegue Evópoli. Y en la DC, ver si se impone la tesis de Carolina Goic del camino propio o sufren una derrota dura, tanto en la presidencial como en la parlamentaria.

En esta lógica de la distribución de poder que se viene después de la elección, ¿a qué atribuye que MEO siga golpeando a Alejandro Guillier hasta el final de la campaña?

Él está apuntando al elector indeciso de la Nueva Mayoría. No estamos hablando del que va a ir a votar y tiene tomada su decisión, sino del que no ha tomado aún una definición.

Lo que busca es mostrarse como una alternativa y convocar a ese segmento a votar por él ese día. Hizo lo mismo en 2009, ya que fue muy duro hasta el final con Eduardo Frei, lo cual le rindió electoralmente en esa oportunidad.

¿MEO cree que con esa estrategia va a mejorar su rendimiento electoral?

No le fue bien en 2013 porque Michelle Bachelet era un liderazgo indiscutido. Pero él está repitiendo el escenario del 2009, donde fue implacable en esa oportunidad. Con esto busca incrementar su base de apoyo electoral y con eso poder negociar hacia adelante, en términos de ser un actor relevante dentro del conglomerado de centroizquierda.

Los resultados y porcentajes electorales serán clave para establecer lo que pase posteriormente y lo que pueda terminar haciendo cada dirigente y partido dentro del espectro político. Un ejemplo de ellos es la proyección que José Antonio Kast tenga tras la presidencial dependiendo de los votos que obtenga, pudiendo incluso ser una oposición a la derecha de un eventual gobierno de Sebastián Piñera.

Constituirse en una especie de Tea Party norteamericano, que lo podría concretar si obtiene más del 5% de los votos. De concretarse, sería una opción interesante y bastante inédita en la derecha chilena.

Por eso digo que es importante evaluar qué pasará al interior de las coaliciones, y la correlación de fuerzas dentro de los propios partidos. Es complicado si el PS no gana ninguna senaduría, y el PPD se logra imponer con Urrutia en Arica Parinacota, con Soria en Tarapacá, un posible doblaje de Lagos Weber-Núñez en Valparaíso, aunque es difícil, o que Tarud le gane en el Maule a Alvaro Elizalde, y que Quintana mantenga el cupo en La Araucanía, donde el PS no lleva candidato.

Es decir, habría un fuerte cambio en esa correlación, lo que significaría una transformación relevante en la configuración de la centroizquierda. Lo que está en juego aquí es la hegemonía del sector. El PC tendrá que hacer lo propio respecto al daño que le pueda provocar el Frente Amplio, por ejemplo, si se pierde Carmona o queda fuera Tellier.

A esto tendremos que estar atentos, más que al resultado presidencial en primera vuelta, que podría no ser muy sorpresivo.

En este sentido, lo clave para el Frente Amplio, más allá de la cantidad de votos que obtenga, será el número de escaños que logre, ya que sacar un determinado número de votos, pero que no se traduzcan en cupos en la Cámara, tendrá poco impacto y será evaluado como una derrota.

En esta elección ya no correrá el argumento de que sacamos todos estos votos, pero el sistema electoral no nos permite tener mayor representación. Eso pasaba cuando existía el sistema binominal, pero ahora será más discutible si alguien hace ese planteamiento. De manera que ellos están desafiados a lograr un resultado que les permita ser una fuerza relevante en el Congreso, y desde ahí construir un liderazgo.

Amenaza para los partidos tradicionales

¿Qué partidos se juegan más en esta elección?, entendiendo que los más nuevos ni siquiera tienen una base de comparación con la elección de 2013. La lógica indica que los que más riesgos asumen son los partidos tradicionales.

Eso es efectivo. Y especialmente aquellos partidos que están poniendo mucho más en riesgo en términos de su poder en el Parlamento, como es el caso del Partido Socialista. Esta colectividad lleva un importante número de candidatos al Senado, de los cuales, es probable que termine sacando solo uno.

Entonces, el riesgo que asume el PS es muy alto, porque podría quedar disminuido frente al PPD. La DC también, porque esta colectividad, en su aventura de camino propio, verá afectada su representación en la Cámara y probablemente en el Senado. Estos dos partidos son lo que tienen más en juego en esta elección, y es aquí donde se va a definir lo que será la política chilena de los próximos años, dado que ninguna de las coaliciones logrará mayoría, con un Congreso muy fragmentado.

Esto provocará que la capacidad de alcanzar acuerdos será fundamental, en la que los partidos tendrán el papel de facilitar o entorpecer esos acuerdos.

Estos resultados también pueden determinar movimientos tectónicos entre los conglomerados, con sectores dentro de los partidos que se trasladen de una coalición a otra.

Si la centroizquierda es derrotada, va a ocurrir un proceso bastante intenso, primero en establecer responsabilidades, y luego, en ver cómo se reconfigura el sector. Y respecto de eso no existe mucha claridad. El golpe podría ser tan fuerte como lo fue el 2010, cuando se impuso Sebastián Piñera en segunda vuelta.

Si a la centroizquierda le va mal en esta elección, ¿qué cuota de responsabilidad le asignas a la Presidenta Bachelet en ese resultado?

Es un factor importante, porque el gobierno debió darle conducción política a la manera en que se fue articulando el oficialismo en los últimos años. El gobierno no tuvo una relación con los partidos, pensando que por la vía de las reformas obtendría el apoyo incondicional de las colectividades-

Y en la medida que el gobierno fue perdiendo apoyo y adhesión ciudadana por las reformas, los partidos se dieron cuenta de esa caída y terminaron dejando solo al Ejecutivo. Todo esto desordenó a los partidos, y el gobierno fue incapaz de contar con un liderazgo político que los alineara.

Carlos Cuadrado S./El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here