El plebiscito de Revolución Democrática: ¡No quemarse con el candidato Guillier, para ser protagonistas de la oposición!

1
499

¡Serán oposición, independiente de quién asuma el próximo gobierno, ya sea, el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera o el abanderado del bloque PR, PPD, PS, PC y DC, Alejandro Guillier! Esa es la convicción del partido Revolución Democrática –formado en 2012-, donde uno de sus líderes más visibles es el reelecto diputado Giorgio Jackson.

Si bien, en la jornada del miércoles, Revolución Democrática dio a conocer el resultado del plebiscito realizado el lunes y martes para definir, en conjunto, si apoyarían o no al presidenciable de la Nueva Mayoría, lo que dejaron en claro, tras las reuniones sostenidas es que no están dispuestos a participar en la campaña de Guillier, se mantendrán al margen de las actividades que está programando el comando del candidato de la alianza oficialista.

Con un 62 por ciento de los votos, los militantes de RD se pronunciaron en favor de la opción B que, textualmente, establece lo siguiente: “Aunque consideramos que es responsabilidad de la Nueva Mayoría convocar a quienes confiaron en el proyecto del Frente Amplio, hacemos un llamado a que Alejandro Guillier recoja las demandas del mundo social como no más AFP, la baja de la dieta parlamentaria, entre otras, para así derrotar a la derecha”.

Hay que señalar que en el plebiscito de Revolución Democrática se formularon tres preguntas, las que están siendo cuestionadas por su ambigüedad y que, en la práctica, resultan, más bien, un simulacro de participación, mirar desde la vereda del frente, en una posición cómoda.

Los tres ítemes sobre los que se debían pronunciar los militantes fueron: a) La derecha en el gobierno implica un retroceso y riesgo para Chile, por lo tanto hacemos un llamado a vencerlo en las urnas y votar por Alejandro Guillier, b) Aunque consideramos que es responsabilidad de la Nueva Mayoría convocar a quienes confiaron en el proyecto del Frente Amplio, hacemos un llamado a que Alejandro Guillier recoja las demandas del mundo social como no más AFP, la baja de la dieta parlamentaria, entre otras, para así derrotar a la derecha, y C) Ante la falta de diferencias sustanciales entre ambas candidaturas en competencia, RD no hará esfuerzo en influir como partido en la segunda vuelta y sólo convocará a participar del proceso electoral.

Rodrigo Echecopar, presidente de Revolución Democrática aseguró en los medios de comunicación, de manera tajante que “nosotros como RD queremos que Guillier le gane a la derecha y creemos que hay un solo camino para lograrlo y es escuchando a la gente. Por eso, nos sorprende que aún no haya recibido a la coordinadora NO+AFP. Creemos que es importante que se den esos espacios de diálogo. De hacerlo, se podrán hacer los puentes que permitan sumar a los que faltan para ganar a Piñera en segunda vuelta”.

El pronunciamiento de RD, en todo caso, deja en un pie forzado al presidenciable que busca suceder en La Moneda a Michelle Bachelet, porque no hay que olvidar que Guillier en su programa de gobierno, o mejor dicho, en su compendio, nunca contempló eliminar el sistema de AFP, así de simple.

Incluso, así lo dejó en claro su jefe de programa, Osvaldo Rosales, quien sostuvo que no está en los planes eliminar las Administradoras de Fondos de Pensiones, agregando que “el plan es avanzar hacia un sistema de seguridad social, que es la demanda mayoritaria. El tema es asegurar esa noción de solidaridad con la eliminación del sesgo contra la mujer, incorporar seguros de longevidad para la cuarta edad, mecanismos de cobertura e incentivos a la cotización de trabajadores informales y por cuenta propia”.

En entrevista con El MURO, Patricio Gajardo, analista político y académico de la Facultad de Derecho de la Universidad San Sebastián, señala que lo que decida Revolución Democrática para la estrategia del Frente Amplio es relevante. “Si es representativo o no el plebiscito, es una apuesta muy propia de los movimientos de izquierda actuales, no es muy novedoso eso, por ejemplo, el Podemos, utiliza esos mismos mecanismos para resolver, porque su apuesta es, básicamente, cuestionar los esquemas tradicionales de tomas de decisiones en la cual un grupo de personas adopta decisiones al margen de los que son militantes y, eso, contribuye a fortalecer el partido y le da una dinámica interesante, pero no es un invento de Revolución Democrática, ni del Frente Amplio, sino que responde a la lógica de los partidos de izquierda”.

-Se han cuestionado los tres puntos sobre los que se debían pronunciar los militantes de Revolución Democrática. Hay quienes afirman que son ambiguos y que, en la práctica, resulta un simulacro de participación, porque RD tiene claro que seguirá siendo oposición si es Sebastián Piñera quien gana o lo es Alejandro Guillier. A su juicio, ¿este plebiscito fomenta la participación?

Tanto el Frente Amplio como Revolución Democrática están en una situación en particular que es compleja, porque tienen que saber administrar el buen resultado electoral que obtuvieron en la elección de la primera vuelta.

Claramente, la estrategia del Frente Amplio no es sumarse a ningún gobierno, la pregunta que responde la estrategia más acorde con lo que el Frente Amplio se está planteando y Revolución Democrática, en particular, es dar la imagen de que no son ellos los responsables de que si gana o no (Alejandro) Guillier, es decir, le tiran la pelota al candidato, diciéndole ¡mire, si usted cumple con determinadas condiciones va a contar con nuestro apoyo, pero, si nos las cumple va a ser culpa suya, porque no fue capaz de convocar!

Por lo tanto, ellos se la juegan por aparecer contrarios a (Sebastián) Piñera, pero sin que los obliguen a comprometerse con el candidato Guillier en caso de una derrota y, en el caso de que triunfo, el Frente Amplio sabe que los va a necesitar y, por lo tanto, asumiendo que tienen veinte parlamentarios, es un porcentaje significativo para tener peso político en el futuro gobierno.

-¿Y, entonces?

Con este plebiscito o sin plebiscito, la estrategia va a ser dar la impresión de que no apoyan a Guillier en forma explícita, pero están en contra de Piñera y le pasan, en definitiva, insisto, la pelota a Guillier para que él asuma la responsabilidad de la derrota o del triunfo, pero en el triunfo sí se van a sumar.

-¿No es una actitud ambigua o más bien cómoda, estando en la vereda del frente?

Sería el abrazo del oso para el Frente Amplio el ser parte del gobierno, sumarse de manera más explícita. Si uno ve la trayectoria del Podemos en España es tratar de hundir al PSOE, hacerlo desaparecer, acá la estrategia es, básicamente, destruir a la Nueva Mayoría que ya está más o menos desintegrada.

En términos estratégicos, ¿qué le conviene más al FA y a Revolución Democrática? Que gane Piñera, porque eso va a generar una debacle en la Nueva Mayoría, va a significar un cuestionamiento profundo de las estrategias que se tomaron, de si fue bueno o malo el candidato, por lo tanto, ellos van a ir asumiendo un rol mucho más protagónico. Si uno examina en términos fríos, no me cabe la menor duda que le conviene al Frente Amplio y a Revolución Democrática que no gane Guillier, pensando que ellos son jóvenes, tienen una proyección con un buen resultado electoral. 

A pesar de que exigen al presidenciable de la Nueva Mayoría que  recoja sus exigencias sociales, el partido no participará en la campaña ni en las actividades del comando del abanderado. Plantean demandas y no se comprometen, ¿eso es ser coherente?

-Pero, el no apoyar a Guillier podría significar el triunfo de Piñera…

Está, efectivamente, el dilema de que no apoyar a Guillier estaría beneficiando la salida de Piñera, pero es un tema que se puede resarcir asumiendo una postura ambigua como tú has señalado. Es más inteligente esta salida, porque les permite asumir que haya una discusión de la disminución de la dieta parlamentaria y también del término de las AFP, entonces, es más inteligente la salida de Revolución Democrática.

Guillier es una alternativa que a ellos no les conviene, no les suma en estos momentos, lo que buscan es asumir ellos el liderazgo de la oposición.

Por su parte, Fernando García Naddaf, analista político y Magíster en Ciencia Política de la Universidad de París, en conversación con EL MURO plantea sobre la representatividad del plebiscito de Revolución Democrática que “un plebiscito me parece totalmente legítimo, que un partido como RD opte de esa manera. Sí, hay un problema, en todo caso, de cómo conciliar esta exigencia y, por otro lado, ser oposición. Ahí, hay algo que, aparentemente, puede ser contradictorio y que podría poner a Revolución Democrática en una situación compleja, en términos de la coherencia. Como alguien que está de cierta manera condicionando el voto a cambio de que se adopten ciertas posturas, pero a pesar de todo, querer ser oposición. ¿Cómo calzar esa lógica que puede ser complicada para RD?

¿Y el resto del Frente Amplio?

Desde el Frente Amplio se han encargado y así lo están recalcando cada vez que pueden con más intensidad por estos días, que si el abanderado del bloque PR, PPD, PS, PC y DC pierde, nadie puede culpar o responsabilizar de la derrota al FA, sino que los únicos que tendrían que asumir la debacle de Guillier ante el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, es el propio abanderado oficialista, su comando y la Nueva Mayoría, nadie más.

Esto, por no tener un programa claro, consolidado, por ser ambiguo y cambiante ante lo que planteó en un comienzo y lo que dice ahora.  En palabras simples, el Frente Amplio mira con desconfianza al senador por Antofagasta, porque aunque insista en que es independiente, termina siendo más de lo mismo, más de la Nueva Mayoría.

Surgen algunas preguntas, frente a ese escenario: ¿se olvida el propio candidato presidencial que antes del 19 de noviembre no se hizo eco, a diferencia del Frente Amplio, de la demanda de la condonación del CAE y de eliminar el sistema de AFP?, ¿si no se trata de guiños, de qué estamos hablando?, ¿no será que Alejandro Guillier, su deficiente comando y el resto de los divididos partidos de la Nueva Mayoría están tan desesperados de no perder el poder y ahora se están poniendo de rodillas ante una fuerza minoritaria, pero emergente como el FA?

En conversación con EL MURO, el cientista político, Pablo Lira sostiene que el candidato, Alejandro Guillier “está en un zapato chino, al tener que buscar el apoyo del Frente Amplio, sector que no deja de hacerle exigencias. Guillier está en dificultades, en el sentido de tener que ceder a posturas mucho más radicalizadas a las que él mismo planteaba en su programa de gobierno. Estamos hablando de terminar con las AFP, condonar el CAE o, incluso, apelar a una Asamblea Constituyente. El Frente Amplio está exigiendo para dar su apoyo y Guillier está cayendo en una cierta desesperación, en el sentido de que es necesario para él, con miras a obtener un triunfo en segunda vuelta, a abrirse a posturas más duras”.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

1 comentario

  1. Sería una estupidez de parte de ellos apoyar por una,razón muy sencilla.
    Estan a punto de sobrepasar a la nueva mayoría y ser primera oposición .

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here