Pía Adriasola (esposa de Kast): “Cuando hay campañas que tienen que ver con un voto útil es bastante lamentable”

0
187

De las esposas de los candidatos presidenciales es una de las que ha tenido mayor protagonismo durante la campaña. Se trata de María Pía Adriasola, casada con José Antonio Kast y madre de 9 hijos. Católica, está acostumbrada a las familias grandes, ya que es la mayor de 8 hermanos, por lo que la crianza de tantos niños, en un país donde el promedio no es más que tres, no lo ve como algo complicado.

María Pía Adriasola conversó con EL MURO y dijo que José Antonio Kast ha sido súper valiente, caballero y honesto para enfrentar los ataques de sus adversarios políticos. Además, habló de religión, del Sename y de las distintas realidades sociales que se viven en el país.

¿Siente que ha tenido un rol fundamental en la campaña de José Antonio Kast?

Ante este desafío especial, yo dije si me tocara ser primera dama no me gustaría ser un monito que ponen al lado del presidente para que salude y sonría porque yo no soy así. La manera de involucrarme en la campaña es de corazón y hacerme partícipe fue recorrer todo Chile y conocer personas, aproximarme hacia ellas y entrar en contacto. Ha sido una experiencia preciosa.

¿Ha conocido otras realidades?

Todas las realidades que están afuera del ámbito que conocía. No conocía Arica, Iquique, Alto Hospicio, Punta Arenas. No obstante, las realidades son más o menos semejantes a lo largo de Chile. No me quiero quedar con cifras, quiero conocer rostros de personas y que ellos me cuenten qué es lo que pasa en su situación, cómo se da el tema de la delincuencia, cómo la viven.

¿Cuál de todas esas realidades le impactó más?

La necesidad de ser mirado, sobre todo en las personas más vulnerables que sienten ese desencanto de que pase lo que pase nunca les toca. A mí me impresiona que se hayan impactado porque yo iba a todos los lugares. A mí no me importan los votos, me importan las personas y donde estén ellas yo voy.

A mí me encantó conocer a toda la gente y que me abrieran las puertas de su hogar. Me hace sentir honrada estar en contacto con esas realidades particulares y la preocupación de cómo resolver sus problemas. Hay que tener el corazón puesto en las necesidades de las personas antes que en el beneficio personal.

¿Qué le parece a usted que es Católica que una niña del Sename no haya sido trasplantada en la Clínica de la Universidad Católica por tener condiciones precarias?

Si fuera así habría que ver qué fue lo qué pasó. Creo que lo lógico habría sido atenderla inmediatamente. Pero no tengo el detalle de lo que sucedió. Pienso que la clínica debería haber operado porque estaba la vida de una persona de por medio.

“Si me tocara ser primera dama no me gustaría ser un monito que ponen al lado del presidente para que salude y sonría porque yo no soy así. La manera de involucrarme en la campaña es de corazón y hacerme partícipe fue recorrer todo Chile.”

¿Cómo lo hace para criar nueve hijos?

Con la maravilla del amor, eso hace querer a cada hijo y esperarlo antes de que lo concibas. Yo siempre quise tener una familia numerosa, soy la mayor de ocho hermanos y mi marido es el menor de diez. No habría tenido a mi esposo si mi suegra no hubiera sido todo lo generosa que fue para tener los hijos que tuvo.

Para mí el valor de la vida es una cosa maravillosa y todos los días la admiro y doy gracias por eso. La crianza es una labor súper demandante, uno se quema las pestañas en el intento, es mucho trasnoche, dedicación y horas. Si nosotros hacemos bien esa pega estamos aportando buenas personas a la sociedad y eso no se lo han reconocido a las madres.

En una oportunidad dijo que se sintió postergada e insignificante cuando comenzó a pololear con José Antonio Kast ¿Esa sensación se ha vuelto a repetir con el pasar de los años, nunca le dieron ganas de desarrollarse profesionalmente?

El tema de postergada e insignificante tenía que ver con un espacio en el corazón del que era mi pololo. Yo ejercí mi profesión y empecé a tener niños y yo misma tomé la decisión de que no podía con las dos cosas y prioricé por mi familia, por eso nunca me sentí postergada profesionalmente. No me dio el cuero para hacer las dos cosas perfectamente. Tampoco me quedé encerrada y hacía otras cosas que no eran remuneradas que me han realizado mucho.

Usted en una férrea opositora de la ideología de género ¿Por qué?

Una cosa es que una persona pueda ejercer su opción sexual como le parezca, pero algo muy distinto es lo que está ocurriendo con la ideología de género que se está instruyendo a través de la educación en los colegios. A los niños les enseñan cosas que no entienden. El objetivo es desdibujar la naturaleza sexuada de los pequeños. Se invierten recursos y programas en eso.

¿Cómo vive la sexualidad sin tomar pastillas anticonceptivas?

Nadie conoce el tema de vivir la sexualidad con naturalidad, nadie sabe cómo se trata, ni cómo se maneja. Nos apuntan con el dedo porque usamos métodos naturales y tenemos 9 niños.

Para mí es un enriquecimiento, no sólo del cuerpo, también del espíritu. Igual encuentro respetable que cada uno elija el método que le parezca.

Usted es muy Católica, en ese sentido ¿Qué le parecen las acusaciones de abuso sexuales en contra de algunos sacerdotes?

Dramático, me duele más allá de lo que te puedas imaginar y me surge la necesidad de reparar ese daño al señor que yo sirvo y quiero, y para eso trato de hacer todo lo contrario.

¿Pero cuestiona el actuar de los sacerdotes?

Lo encuentro terrible, lo condeno totalmente. Pero no son los sacerdotes, es Karadima o alguno en particular. No hay que generalizar porque no es una realidad en todos los sacerdotes. Cuando hay algunos que cometen este tipo de cosas atroces, lo encuentro mucho más grave sobre todo si viene de alguien que está investido del sacerdocio. A pesar de eso no cuestiono a los sacerdotes, cuestiono a las personas que lo han hecho.

¿Qué siente cuando atacan a José Antonio?

Una pequeñez humana tremenda. Es propio de la ambición y de la política. Es quizás lo que uno quisiera renovar y plantear distinto, en eso José Antonio ha sido súper valiente, caballero y honesto porque podría sacar muchas cosas.

Lo que está en juego es un proyecto de país, un debate de ideas respecto de cómo nos queremos proyectar como sociedad hacia el futuro. Cuando hay campañas que tienen que ver con un voto útil es bastante lamentable. Prefiero mirar para adelante y no enrabiarme porque a mí no me aporta nada, al contrario, le hace daño a la política chilena.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here