La silenciosa lucha en el PPD entre las fuerzas de Girardi y sus adversarios internos

1
202

El próximo domingo será la jornada de las elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales –Core-, donde una de las expectativas, junto con los nombres que resulten electos, será el número de votantes que decidirá ir, finalmente, a las urnas y pronunciarse a lo largo del país, situación que, en la práctica, está haciendo que los equipos de los distintos candidatos mantengan cierta cuota de preocupación, ya que las cifras que esperan obtener pueden subir favorablemente o, bien, bajar en forma drástica provocando la derrota que nadie quiere.

Sin embargo, también existen disputas dentro de los mismos partidos que se medirán el próximo 19 de noviembre. Y que dan cuenta de una verdadera “guerra sucia”, con tal de imponer a determinada gente, sin importar cuanto más se fractura internamente una colectividad.

Un ejemplo concreto es lo que está pasando en el Partido por la Democracia (PPD), partido en el que se han vivido y se viven, por estos días, serias rencillas internas, con codazos de por medio, levantando candidatos casi por arte de magia y tratando de bajar a otros.

Así lo denuncian a EL MURO, altas fuentes del PPD, las que aseguran que este tipo de divisiones han sido provocadas por dos personajes: el senador Guido Girardi y el operador político del mismo, Ricardo Farías, uno de los hombres que forma parte del círculo de confianza de Girardi y que, tal como lo informó este diario digital -en un artículo publicado en junio de este año-, es miembro del llamado grupo de “Los chicos malos del PPD”.

Hay que recordar que Ricardo Farías Vega, es socio de la empresa Lidera Comunicaciones Limitada, que en 2013 estuvo detrás del aparataje propagandístico del PPD, incluida la plataforma de marketing del senador que representa la Región de Santiago, específicamente, la circunscripción Nº 7 de Santiago Poniente. Por los servicios prestados, Farías obtuvo, en ese entonces, $408.695.978, de los cuales, más de $110.000.000 correspondían a gastos del senador, Guido Girardi y su hermana, la diputada Cristina Girardi.

En 2016, Pepe Auth lo llamó el dueño controlador del Partido por la Democracia. Ahora y ad portas de las elecciones del 19 de noviembre, el sector del parlamentario ha protagonizado varios episodios que han agudizado la fractura dentro del conglomerado.

A ese dato se suma otro bastante menos alegre para el brazo derecho de Girardi: Farías cuando era administrador electoral del parlamentario en las elecciones de 2005, fue condenado por la justicia por incorporar facturas ideológicamente falsas a la rendición de gastos de campaña del entonces candidato a senador por $56 millones, siendo condenado a 541 días de presidio remitido y al pago de una multa de 21 UTM, bajo el cargo de estafa al Fisco. Fue el conocido caso “Publicam”.

Las historias tras bambalinas

Desde el Partido por la Democracia advierten que, en particular, los problemas en el conglomerado comenzaron a agudizarse cuando se hizo el proceso de re-distritaje. “Ahí, el equipo de (Guido) Girardi empezó a tratar de posicionar algunos nombres, otros que venían de antes y otros que salieron ahora. Por ejemplo, en la comuna de Lo Espejo, el sector girardista quería llevar a toda costa como candidata a diputada, a Verónica Pinilla, quien venía de todo lo que había quedado del lote de Carolina Tohá que se desarmó y que se fueron al Girardismo y donde está también Marcos Núñez, Germán Pino y René Jofré, todos buscando algún refugio, algún espacio para poder operar”.

Explican que “el alcalde de Lo Espejo, Miguel Bruna tenía su propia candidata a diputada que es su hija, Camila Bruna, candidata apoyada por la Juventud del PPD, con bastante proyección, pero debido a las presiones del Guirardismo la bajaron en un inicio. Entonces, Bruna se enojó con Girardi y el alcalde despidió a Ricardo Farías que trabajaba en la municipalidad”.

Otra fuente sostiene que cuando Farías fue despedido por el alcalde de Lo Espejo, este último “le habría advertido (al edil) que se usaría toda la maquinaria para impedir que su hija, Camila Bruna, fuera candidata a diputada. Sin embargo, a pesar de las presiones y de la amenaza, la joven sí está, actualmente, postulando por un escaño en la Cámara Baja, mientras que a Verónica Pinilla –la favorita de Girardi-, la tuvieron que ubicar en otro distrito, ya no en Lo Espejo, sino en el distrito Nº 10 (Santiago, Providencia, Ñuñoa, San Joaquín, Macul y La Granja) y su jefe de campaña es Ricardo Farías”.

Añade que “esto demuestra cómo opera la mano del Girardismo, dentro de esta campaña de Verónica Pinilla está la mano más obscura del Girardismo que es la mano de Ricardo Farías. Esta candidatura ha sido bastante soslayada por algunos problemas internos con la falta de apoyo de concejales de algunas comunas”.

También en Maipú se ha dado un round entre las fuerzas del Girardismo y quienes no siguen al senador como si fuera un mesías dentro del PPD. El problema que ha surgido tiene en el centro de los cuestionamientos al candidato a diputado y actor, Alex Zisis.

Al respecto, una fuente del Partido por la Democracia señala que “Ricardo Farías también es jefe de campaña de este candidato, le hace, además, toda la publicidad. El sector Girardista en Maipú está muy a mal traer, después de Carol Bornic –con militancia congelada en el PPD-, quien salió dañada desde su concejalía por estar vinculada al caso Basura. Llama la atención que al candidato Alex Zisis se le entregaron alrededor de $17 millones para que hiciera campaña, lo que excede a la regla, porque la regla del partido era entregarle mayores recursos a aquellos candidatos que eran diputados en ejercicio. A esto se suma, el hecho de que Zisis, que es un candidato inventado, no hizo campaña, su material publicitario estuvo en el PPD y algunos militantes pidieron al Servicio Electoral (SERVEL) que se aclarara en qué se gastaron esos $17 millones y saber si lo que está detrás es un gran facturazo”.

Al interior del Partido por la Democracia advierten que “este tipo de situaciones, este tipo de prácticas, termina mermando el trabajo que está siendo el sector a nivel territorial con su gente, con sus militantes y con sus dirigentes metropolitanos en cada una de las comunas, lo que resulta lamentable”.

¡Golpes bajos!

En una de las cunas del PPD como es Cerro Navia también han existido problemas no menores. En este sentido, fuentes del partido, plantean que en esa comuna postula como candidato a consejero regional, Nicolás Camus –primo del senador, Guido Girardi y que perdió la concejalía en Cerro Navia-. “Lo que hizo Ricardo Farías para beneficiar a Camus, fue sabotearle la propaganda al contrincante del primo de Girardi y así atrasarle su campaña. Si tú no trabajas con Ricardo Farías, él va con toda la maquinaria del Girardismo a tratar de generar merma en tu campaña, a tratar de hacerte la vida imposible políticamente”.

Y dentro de todas estas historias, hasta el presidente del Partido por la Democracia, Gonzalo Navarrete –candidato a diputado- se ha visto afectado por la influencia del Girardismo y de Ricardo Farías. Así lo denunciaron desde el propio partido. “Farías tuvo a (Gonzalo) Navarrete entre 4 y 5 días sin propaganda, todo un fin de semana y, entonces, Navarrete tuvo que recurrir a propaganda en la que aparecía con otro candidato a consejero regional y con, eso, pasar esos días sin propaganda propia. Esto tiene que ver, sólo con el hecho de que Gonzalo Navarrete hace mucho tiempo que se alejó de Ricardo Farías, lo que le ha traído bastantes problemas a nivel territorial”.

Otro de los capítulos que vale la pena mencionar es lo sucedido con la ex diputada María Antonieta Saa, quien –de acuerdo a lo que revelan fuentes del PPD- “se fue del sector de Guido Girardi, porque ella quería llevar a su sobrina (Carolina Mora Saa) como candidata a diputada por la Democracia Cristiana, no quiso que su hermana, Alejandra Saa fuese candidata por el mismo distrito en que ella va como candidata a consejera regional (Santiago I Norponiente). Luego, Guido Girardi trató de levantar la candidatura de Alejandra Saa, quien después se bajó y, ahora, hay otra candidata que es hermanastra de María Antonieta Saa y que lleva Girardi”.

Las fuentes consultadas coinciden en asegurar que “en las elecciones del próximo domingo, el puzzle político para Guido Girardi se ha empezado a complicar un poco para su futura reelección senatorial. Girardi sabe que tiene a un Pepe Auth que está desatado en todas las comunas, y apuesta a sacar sobre los 80.000 votos en la próxima campaña senatorial y competirle a (Guido) Girardi”.

Así el panorama con estos episodios del PPD tras bambalinas, se estaría conformando un escenario que no es fácil para el senador Guido Girardi, a quien el diputado Pepe Auth lo calificó –en 2016- como el dueño controlador del Partido por la Democracia. Sin embargo, pareciera que su poder, poco a poco, está perdiendo fuerza y de ahí, entonces, los movimientos de su equipo, de “los chicos malos del PPD” para evitar quedarse sin la supremacía e influencia que arrastran por años.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

1 comentario

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here