J.J. Santa Cruz (Ciudadanos): “No soy de derecha y aunque tenga diferencias con Piñera soy más cercano a sus posturas que a la NM”

1
806
28 de Noviembre del 2017/SANTIAGO Sebastián Piñera se reúne en el comando con “personalidades y liderazgos que entregan su respaldo y se unen al trabajo de los equipos de campaña rumbo a la segunda vuelta” FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

El empresario Juan José Santa Cruz es uno de los ex concertacionistas que para esta segunda vuelta se adhirió a la campaña de Sebastián Piñera y le entregó su apoyo al abanderado de Chile Vamos. Se trata de uno de los fundadores del Partido Ciudadanos que lidera el ex ministro de Hacienda Andrés Velasco y que dejó en libertad de acción a sus militantes para el próximo 17 de diciembre.

La particularidad de esto, es que hace unos años atrás Juan José Santa Cruz pertenecía a la Democracia Cristiana, sin embargo, el vuelco que dio el partido lo terminó alejando de la falange y le permitió acercarse a la derecha, sin pertenecer a esta.

En conversación con EL MURO, el empresario dijo que tiene muchas diferencias valóricas con Sebastián Piñera, pero en materia económica está seguro que es el camino correcto para que Chile siga creciendo y no se quede estancado en políticas retrógradas de los años 60.

 ¿Por qué decidió apoyar candidatura de Sebastián Piñera?

Como miembro de Ciudadanos, este es un partido que decretó libertad de acción, con lo cual todos tienen la posibilidad de elegir lo que mejor les parece. Para bien o para mal hay que elegir entre dos proyectos y personalmente creo que son muy distintos y muy relevantes para el desarrollo de este país.

En mi opinión, creo que Sebastián Piñera garantiza un grado de continuidad en las políticas de desarrollo que ha seguido este país exitosamente en los últimos 25 años. En cambio, la candidatura de Guillier va a estar capturada por sectores de izquierda como el Frente Amplio y el partido Comunista, y eso nos retrotrae a laS políticas de los años 60 en Latinoamérica que fueron un desastre para el desarrollo. Frente a esa disyuntiva, opto por Piñera.

Cuesta entender que cambie de vereda y apoye a un adversario político.

Uno tiene que definir lo que es un adversario político. Yo no tengo ningún problema en cambiar de opinión o de parecer. Además, yo que pertenezco y me siento una persona de centro, creo que los que cambiaron fueron otros. Este Gobierno lo hizo pésimo, fue manejado en un voluntarismo y una falta de profesionalismo como pocas veces visto en los últimos 25 años. No lo comparto, no estoy dispuesto a sumarme a un proyecto de ese tipo y creo que lo de Guillier es aún peor.

¿Considera débil la candidatura de Alejandro Guillier?

No creo que necesariamente sea débil, es un mundo que en general está ligado al Estado. Lamentablemente se produjo un deterioro en la política y en quienes participan de ella y la centro izquierda hoy día representanta a quienes viven del Estado. En Ese sentido, están pendientes de que el Estado sea más grande porque es su núcleo de protección familiar, de amigos y de todo.

¿Cuál es el principal deterioro que usted hace mención?

Creo que el más relevante es su falta de capacidad técnica. Es un Gobierno que tenía como desafío generar reformas bien hechas y competentes, sin embargo, la reforma tributaria la hicimos con los pies. Acá no hay ningún valor sobre el trabajo bien hecho porque las reformas fueron creadas por gente que no tenía la capacidad. En el tema de educación es exactamente lo mismo, es como dejar en manos de unos niños el manejo del Estado. Lo han hecho muy mal por falta de competencia.

¿A qué se debe esta falta de competencia?

Los niveles profesionales de la gente que entraba al Estado hace 10-15 años atrás eran distintos. Creo que los incentivos para que los mejores y más competentes ingresen al Estado son bajos. Y este Estado ha sido capturado por operadores, por amigos, por parientes. Eso requiere un cambio.

¿Qué pasa si Alejandro Guillier es presidente?

Iríamos camino a ser lo que normalmente Chile ha sido, salvo estos últimos 25 años, uno más de Latinoamérica. Con políticas regresivas vamos a tener tasas de crecimiento bajas.

“Yo no concuerdo con la agenda valórica de Sebastián Piñera, soy básicamente liberal. En materia de estrategia económica no tengo diferencias y no soy partidario de la gratuidad en la educación superior. Pienso distinto, pero no me cabe duda de que Sebastián Piñera llevaría a este país en una senda de desarrollo, de inclusión y de crecimiento.”

¿Cómo ex militante DC qué le parece la crisis que está viviendo la Democracia Cristiana?

Lo primero que uno tiene que preguntarse es qué tan bien lo hizo el centro político para que le fuera tan mal y dentro de eso está la Democracia Cristiana que tuvo resultados desastrosos y quedó convertida en un partido que pesa poco y nada en un teórico Gobierno de Guillier. Va a pesar mucho más el Frente Amplio y el Partido Comunista, mientras que la Democracia Cristiana va a seguir discutiendo qué hacen.

¿De quién es la responsabilidad de esta crisis por la que atraviesa la DC?

El tema del social cristianismo hoy día está pasado de moda, por lo cual, en términos de identidad la Democracia Cristiana tiene un problema, ya que no representa a la sociedad de hace 30 años. Es un partido capturado por funcionarios, el entorno vive de asesorías parlamentarias, del Estado, o de aportes municipales. Es difícil que vuelva a representar a distintos sectores de la sociedad.

¿Hay posibilidades que milite en Renovación Nacional?

No, no tengo. No soy de derecha y aunque tenga diferencias con Sebastián Piñera soy infinitamente más cercano a sus posturas que a la Nueva Mayoría.

¿Cuáles son las principales diferencias que tiene con Sebastián Piñera?

Yo no concuerdo con la agenda valórica de Sebastián Piñera, soy básicamente liberal. En materia de estrategia económica no tengo diferencias y no soy partidario de la gratuidad en la educación superior. Pienso distinto, pero no me cabe duda de que Sebastián Piñera llevaría a este país en una senda de desarrollo, de inclusión y de crecimiento. Si quiero un país más justo, gastar más en los niños, en educación y en salud la pregunta es de dónde saldrán los recursos. Para eso es importante el crecimiento.

¿Está a favor del aborto en tres causales y del matrimonio igualitario?

Yo creo en la libertad de las personas y ojalá el Estado se meta lo menos posible a regularle la vida. No soy partidario del aborto, sí de la despenalización de las tres causales y en cuanto al matrimonio igualitario, que la persona determine con quien se casa es su problema, no el mío.

¿Por qué no es partidario de la gratuidad en la educación?

Porque la encuentro regresiva, no veo porque hay que pagarle la educación a los más ricos. En este país la educación pre escolar y la educación escolar es gratis. Además tenemos serios problemas con los niños, con las pensiones, con la salud. Aquí había becas y créditos, eso hace que mucha gente estudie gratis.

Los países nórdicos tienen educación gratuita porque sólo el 20% de la población entra a la universidad. Aquí en Chile la gente está ingresando masivamente, no hay selección. Uno puede decir, aunque no estoy de acuerdo, educación gratuita para todos los que tienen sobre 600 puntos. ¿Por dónde escogemos? Si no queremos hacerlo también es lícito, que entren a la educación superior los mejores y así se va a mantener el circulo de la discriminación porque lo harán los alumnos que vienen de colegios particulares.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

 

 

1 comentario

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here