Jaime Mulet (diputado y ex DC): “Hay que ver si Piñera escala de hombre de negocios y hábil ejecutivo a ser un estadista”

0
196

El 11 de marzo de este año, Jaime Mulet retornará al Congreso como diputado, tal como lo fue por la Región de Atacama entre 1998 y 2010. El abogado es presidente del Partido  Federación Regionalista Verde Social,  antes fue militante de la Democracia Cristiana y del Partido Regionalista Independiente (PRI).

Mulet, en entrevista con EL MURO, lo primero que asegura que asumirá su cargo “con una gran responsabilidad, sobre todo, porque en este naciente partido competimos en cinco distritos y ganamos en cuatro, lo que demuestra una muy buena performance y, la verdad, es que vamos a tener algún grado de influencia importante y vamos a comenzar a trabajar en este nuevo Congreso, con mucha libertad, ya que no venimos del gobierno que se va, ni somos parte del gobierno que llega, de modo que traemos una mirada progresista”.

-A su juicio, ¿en qué condiciones la Presidenta, Michelle Bachelet deja el país?, ¿tan deteriorado como algunos plantean o se trata de una exageración y no es tan negativo el escenario general?

Mira, eso es relativo. Te diría que el balance lo hizo, fundamentalmente, el resultado electoral presidencial. Hay un apoyo minoritario en la continuidad que expresaba Alejandro Guillier y un triunfo bastante contundente de quienes optaban por un cambio. Creo que habló la ciudadanía.

Mi impresión es que el actual gobierno tiene algunos aspectos interesantes, positivos como la gratuidad en materia de educación que he visto como un avance significativo, eso va a marcar. En otras materias, el término del binominal fue muy importante que permitió que nuevas fuerzas entren, nuevas fuerzas que representan regiones como es el caso nuestro y los del Frente Amplio que, sin el cambio del sistema electoral, habría sido mucho más complejo.

-¿Cuál es su visión respecto de la falta de unidad y de consenso al interior de la Nueva Mayoría?

Creo que es una crisis muy profunda que, de alguna manera, es una crisis que comienza en 2008 cuando se producen escisiones importantes en la Democracia Cristiana, en el PPD, en el Partido Socialista y emergen otros.

Con la derrota de 2009, pensé que se iba a gatillar un proceso de reflexión profundo, pero no se hizo eso el 2009 y, más bien, nos embriagó la posibilidad de llegar al gobierno con (Michelle) Bachelet, que resultaba muy evidente en 2010 y 2011, ya se sabía que era, altamente probable la vuelta de Bachelet.

Creo que no se hizo y se va a hacer ahora, obviamente, con una crisis más profunda que la de 2009, perdiendo el gobierno, con una Democracia Cristiana muy deteriorada, con un PPD muy deteriorado, con todos los partidos de la Nueva Mayoría muy deteriorados y con nuevos referentes, como el Frente Amplio, como los regionalistas que somos más pequeños, pero no por eso, menos importantes y con una derecha, más ordenada.

El parlamentario afirma que la decisión de Mariana Aylwin de renunciar a la DC, al igual que los otros treinta militantes de Progresismo con Progreso que tomaron el mismo camino, es un acto de honestidad consigo mismo.

-¿Es un cuadro, por lo tanto, difícil?

Sí, están en un cuadro muy difícil. Creo que esto está recién empezando, se están dando cuenta de lo que ocurre, se están situando. No veo con seriedad a ninguno de los partidos tradicionales de la Nueva Mayoría.

-El que un determinado político decida retirarse de un partido en el que militó por años, como es el caso reciente de Mariana Aylwin y de otros treinta demócrata cristianos, ¿se justifica tanto cuestionamiento y recriminaciones cuando un político dice no sentirse representado en el partido en el que está?

Los partidos son asociaciones voluntarias, incluso, en mi caso, cuando renuncié a la Democracia Cristiana era diputado. Uno tiene que ser honesto con sus principios y consigo mismo.

Quedarse en un partido, en el caso mío, siendo parlamentario, disintiendo, teniendo posiciones distintas, obviamente, cuando hay situaciones complejas o que afectan tu conciencia, lo lógico es hacerse a un lado, irse, como lo hicimos nosotros en 2008. Eso, es lo correcto, veo más grave a todos esos demócrata cristianos que dejaron botada, literalmente, la candidatura de Carolina Goic, en la primera vuelta y se dedicaron a trabajar por sus propias candidaturas y por (Alejandro) Guillier. Era evidente, lo vi en mi región con la ahora electa senadora (Yasna) Provoste.

-¿Eso demuestra falta de honestidad?

Es preferible irse que traicionar las decisiones del partido. Entonces, cuando una persona se va, obviamente, ejerce su derecho, es muy honesto y, creo, en ese sentido, lo que hace Mariana Aylwin y el resto del grupo es un acto de honestidad consigo mismo. Me parece correcto.

-¿Qué desafíos concretos, a su juicio, tiene el Presidente electo, Sebastián Piñera, con una oposición desordenada y que, ojalá, sea constructiva en beneficio del país?

Creo que el principal desafío que tiene (Sebastián) Piñera, a mi juicio, es generar confianza. Mi problema con Piñera es la desconfianza, más allá de las razones programáticas que uno pueda tener, hay un programa que propuso y él ganó, pero como chileno, como hombre que no votó por él tampoco, entre otras cosas, es poder confiar en él.

Más allá de las vivencias ideológicas, ya que su historia, es una historia donde ha tomado una serie de decisiones siempre al filo de lo legal, de lo legítimo y, eso, es lo que a mí me preocupa –uno lo puede tomar como errores, como audacia-. Lo importante es ver que hay otro Sebastián Piñera en La Moneda y no Sebastián Piñera que hizo conductas arriesgadas como la de Exalmar durante su gobierno.

Eso, va a depender de los primeros pasos que dé, de la gente que designe, es decir, si va a escalar a un Piñera más allá de un hombre de negocios y hábil ejecutivo, a un estadista y, eso, depende, insisto, de sus primeros pasos, del gabinete y de cómo actúa. Tiene la posibilidad y si escala va a ser interesante.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here