Ex canciller Mariano Fernández: “Evo Morales ha convertido la demanda en una bandera de lucha para quedarse en el poder”

0
485

Esta mañana comenzaron los alegatos orales en la Corte Internacional de La Haya por la demanda marítima presentada por Bolivia, los que estuvieron marcados por la presencia del presidente Evo Morales quien insistió en que Antofagasta es, fue y será de Bolivia, lo que según estipula el Tratado del 1904 le pertenece a Chile.

En ese sentido, el ex canciller Mariano Fernández, conversó con EL MURO y dijo que Evo Morales ha caricaturizado la situación y que su posición está impulsada para mantenerse en el poder. El ex ministro de Relaciones Exteriores, cree que el presidente del país altiplánico viajó hasta La Haya sólo para robar cámara, ya que no tiene nada que hacer, ni que decir allá porque todos los alegatos son en inglés y francés, y él no habla ninguno de esos idiomas.

¿Cómo ve las posibilidades de Chile en los alegatos de La Haya?

Yo lo veo bien porque en las resoluciones preliminares la Corte ya acotó de manera bastante clara la demanda de Bolivia diciendo que si existiera la obligación de Chile de negociar no podría ser con un resultado predeterminado. Yo creo que eso es muy decisivo.

Como Bolivia está bajo una fuerte influencia megalomaniaca de Evo Morales, cualquier fallo va a tratar de intrumentalizarlo como un gran triunfo para Bolivia y como nosotros somos bastantes más austeros para expresarnos y somos más precisos que lo que ha sido nuestra contraparte boliviana, creo que nos vamos a encontrar con un fallo que no va a significar ningún acoso a la soberanía de Chile, a lo más que nos digan siéntense a negociar que es lo que hemos hecho durante los últimos 70 años donde en cada negociación terminamos porque los bolivianos se levantan de la mesa. Tenemos muchos casos que no puede seguir la conversación porque Bolivia decide no seguir.

¿Cuáles son las claves para tener un resultado favorable a Chile?

Yo creo que un resultado favorable a Chile francamente ya existe. La única diferencia es que haya un lenguaje de la Corte más florido a favor de la idea de negociar o menos florido, si es así, va a ser más favorable a Chile.

¿Considera que esto es casi un mero trámite?

Nunca las cosas son un mero trámite, pero a mí me parece bastante inútil todo lo que está ocurriendo  porque el resultado práctico que está logrando Evo Morales, que no es un interlocutor válido en Chile y además tensionó las relaciones chileno-bolivianas, es que hoy día la gente que quería apoyar una salida al mar para Bolivia desapareció.

Hace seis o siete años  atrás había prácticamente una mayoría de chilenos que estaban de acuerdo con encontrar una solución, y ahí está el agregado que siempre le pongo yo: Lo que quiera Bolivia, siempre y cuando sea satisfactorio para nosotros, y esa es la razón por la cual uno se sienta a conversar, a negociar y a tomar acuerdo. Pretender lograr un resultado que sea dañino o que no le guste al otro es no entender nada de diplomacia en tiempo modernos.

¿Qué opinión tiene del equipo de expertos que está defendiendo a Chile en La Haya?

Bien, muy bien. Claudio Grossman es un gran agente, porque además tiene la ventaja que estuvo de decano de la facultad de derecho de American University. Eso significa que el derecho anglosajón se rige básicamente por los precedentes y en la Corte domina el derecho anglosajón y Claudio Grossman lo conoce muy bien, y por lo tanto da un apoyo, una sensibilidad, y unos matices que a veces a otro agente le resulta más difícil manejar o entender. Por otro lado, Alfonso Silva que está de subsecretario ahora notoriamente es un coagente de importancia, mientras que María Teresa Infante tiene una gran trayectoria y el equipo de abogados también.

¿El equipo se mantiene independiente del gobierno de turno que esté?

Se ha mantenido. Todo el mundo político se ha dado cuenta que es muy importante en estas cosas mantener una coherencia, y una de las coherencias las entrega sin duda el equipo que trabaja, así que yo creo que han sido buenas decisiones.

Es un fin en común el que se tiene.

Es una cuestión que afecta a Chile como tal, así que yo creo que habría sido un error intentar cambiar de equipo o buscar nueva gente porque esto no se improvisa.

¿Cree que la demanda de Evo Morales ante La Haya es populista y sin fundamentos?

Él la ha convertido. Puede ser que al inicio haya sido una demanda que representa un sentimiento boliviano, hoy día él ha convertido la demanda en una bandera de lucha para quedarse en el poder, donde utiliza todos los medios a su alcance, a tal punto que hoy día lo veo como una caricatura.

Acaba de desmentirlo el Rey de España, el Papa lo recibió en diciembre y no hubo conferencia de prensa de Evo, tampoco en la Universidad y volvió en silencio a Bolivia. Desde Bolivia lanzó un Twitter diciendo que estaba feliz de haber visto al Papa, y que recordaba con emoción el apoyo que le había dado el 2015, casi tres años antes. ¿Por qué? Porque yo creo que en el Vaticano también le comunicaron, no me consta, que no utilizara más al Papa en estas cosas porque el Papa como jefe de la Iglesia Católica está siempre a favor de los diálogos, pero no apoyando una demanda para obtener un diálogo.

Ahí hay un tema matizado, y yo creo que él ha hecho un daño a estas alturas porque se ha descalificado como interlocutor para Chile. No sé que chileno quiere negociar hoy día alguna cosa con Evo Morales, pero los países continúan y las relaciones con Bolivia tienen una cierta densidad.

Yo creo que el gobierno actual, así como el anterior están siguiendo los pasos que hay que hacer. Estamos dando becas en Bolivia, tenemos cooperación con Bolivia, están utilizando todos los derechos que tienen en libre tránsito, incluso mejorando las condiciones en el Puerto de Arica donde el 80% es carga boliviana. Así que debemos ir separando este personaje megalómano que quiere quedarse en el poder a cualquier precio, respecto de Bolivia, con quien van a seguir las relaciones después de Evo Morales, y después del fallo.

¿De los jueces de La Haya, hay alguno que sea Pro Bolivia?

Todos los jueces tienen una alta calificación en sus países, y en algún sentido tienen relaciones con su país. Nosotros tenemos embajadas, y lo que yo diga sobre un juez lo va a informar la embajada inmediatamente y muy probablemente el gobierno se lo informe al juez y así vamos construyendo prejuicios, entonces mejor no opinar y respetar porque son los jueces nombrados para decidir los juicios ante la Corte Internacional de La Haya.

La gente que no sabe de diplomacia subestima el papel de las embajadas, pero toda embajada seria mira los diarios, ve la televisión, escucha las radios y comenta, anota. Si se habla de un chileno en Canadá, bien o mal, porque es un artista o es un ladrón eso lo sabe la cancillería chilena inmediatamente. Si lo sabe la cancillería chilena, imagínese no va a saber la cancillería japonesa si yo hablé bien o mal del juez. Lo único que puedo decir es que el juez Owada fue mi colega cuando éramos subsecretarios y nos encontramos varias veces. Pero fuera de eso, mejor dejemos que los jueces hagan su vida tranquila.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here