Erik Haindl (Economista UGM) y legado Bachelet: “Un desastre. Ha habido una farra fiscal”

0
839

¿Está mejorando la economía como menciona el gobierno?

Una cuestión es la actividad económica, lo que está pasando en materia de PIB y de empleo, y otra es los mercados financieros, que se guían mucho por expectativas.

Si uno se guía por los mercados financieros, en particular la bolsa de comercio, está anticipando una fuerte aceleración a futuro. El IPSA, por ejemplo, ha crecido casi un 30% este año. Es un gran incremento, y las bolsas tienden a anticipar alrededor de 8 a 9 meses lo que está pasando, por lo tanto, el mercado financiero está apostando a que el próximo año la economía se acelere, probablemente debido al cambio de gobierno.

¿Se refiere a que llegue Piñera a La Moneda?

Claro. Ahora, qué pasa con la actividad física propiamente tal, uno ve que la inversión sigue caída, que prácticamente no se crean empleos. Si uno toma la fuerza de trabajo creciendo al 2% anual, poco menos que el ritmo histórico, nuestra tasa de desocupación bien medida está en torno al 8,8%. Entonces tenemos un problema grave de desocupación, con una economía que está completamente frenada.

Además, hay varios sectores de la economía que están en recesión. De hecho, si uno se fija en la construcción, la industria, la agricultura, están todos con números negativos.

Por otro lado, ha habido un pequeño incremento en los últimos meses, en que el crecimiento del Imacec pasó del 2% para arriba, básicamente influido por la minería. Lo que ocurrió es que el precio del cobre estuvo en torno a 2 dólares 60, 2 dólares 70, en las últimas semanas saltó sobre los 3 dólares. Y junto con eso, aparentemente se reactivaron una serie de proyectos mineros, y si uno mira el último Imacec, lo que explica que haya habido una aceleración del crecimiento es la minería de cobre.

En el fondo, vemos que la economía en general, descontando el precio del cobre, sigue caída. La inversión todavía no se recupera, y la mejora de expectativas está centrada en un cambio de gobierno.
¿Y si ese cambio de signo político en el gobierno no se produce?

Habría menores expectativas, y obviamente eso podría producir una caída bursátil, y la recuperación no vendría. Porque para que la economía logre crecer sobre 3%, que es a lo que apuestan muchos analistas, es fundamental que la inversión se recupera.

Y para que la inversión se recupere, tiene que haber dos cosas: una revisión importante de la Ley de Impuesto a la Renta, e infundir confianza. Si esas dos cosas no se producen es difícil pensar que se recupera la inversión, y si ello no ocurre, es difícil pensar que la economía se acelere.

¿Qué profundidad debiese tener esa contrarreforma tributaria?

Un cambio de fondo. Hay que volver a integrar el sistema, y ojalá derogar la reforma que se hizo, y volver a la ley antigua con pequeños cambios en las tasas y cosas por el estilo. Pero en el espíritu, lo que habría que hacer es rescatar la antigua ley de impuesto a la renta, que tenía integración entre las personas y empresas.

La última reforma complicó innecesariamente el sistema tributario, con un impacto nulo en recaudación.

Suponiendo que gana Piñera y mejoran las expectativas, ¿cuánto demorará el país en recuperar el ritmo de crecimiento?

Hay varios aspectos que es fundamental corregir. Uno es el tema de volver a infundir confianza y hacer que la inversión se recupere. Yo creo que eso puede ser un poco más rápido.

Una segunda, más complicada, tiene que ver con recuperar el crecimiento exportador, porque las exportaciones físicas, en volúmenes, han estado cayendo. Y una economía como la chilena no puede crecer con las exportaciones cayendo. Esto se va a demorar más.

Pero lo realmente complicado es que se debe corregir el tema fiscal. Vamos a terminar duplicando la deuda pública en estos cuatro años, y el déficit probablemente esté sobre los 3 puntos del PIB, lo que es insostenible.

Esa será una tarea que se va a demorar un par de años para llevar el déficit a niveles sostenibles. Esto va a requerir austeridad fiscal, revisar los gastos, hacer recortes. Aquí hay una tarea mucho más larga.

En este escenario, si gana Piñera, ¿su gobierno podrá tener un desempeño económico como el de la primera gestión?

Lo veo muy difícil, porque deberá arreglar un montón de problemas. El legado que está recibiendo no es bueno.

¿Cómo define el estado en que Bachelet dejará las arcas fiscales y la economía del país?

Un desastre. Ha habido una farra fiscal. Habría que revisar toda esta política del déficit estructural, porque en el fondo es solo chamullo. Manteniendo el discurso de que hay responsabilidad fiscal y déficit estructural, la verdad es que se generó un déficit gigantesco, y Chile cae en los ranking de riesgo país. Y en el discurso oficial hacen como que estuvieran respetando la regla de responsabilidad fiscal, que en realidad es de irresponsabilidad fiscal.

Esta es la peor de las herencias que está quedando. Chile tenía un par de activos, que eran sus equilibrios macro. Uno de esos equilibrios era el fiscal, el cual con este gobierno se perdió en forma completa y hay que rehacerlo. El problema que esto es lento y políticamente muy complejo.

¿Tendrá alguna holgura el próximo gobierno?

Ninguna.

Carlos Cuadrado S./El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here