Diputado Coloma contrataca ante las críticas a la derecha por descontrol del VIH y falta de educación sexual

0
253
Parlamentario de la Comisión Salud Por VIH

El parlamentario de la UDI dijo que no es responsabilidad de la derecha que los colegios hayan dejado de impartir clases de educación sexual, y apuntó sus dardos a la falta de políticas públicas durante los gobiernos de centroizquierda. 

EL AUMENTO en un 96% de las personas contagiadas con VIH en Chile encendió las alarmas del gobierno y de la población en general, obligando a las autoridades a reaccionar para evitar que la enfermedad se siga propagando.

Según la Fundación Miles, de 11.442 colegios municipales y subvencionados, sólo 467 recibieron educación sexual el 2013. A eso se suma que en 1996 el gobierno de Eduardo Frei propuso las JOCAS (Jornadas de Conversación sobre Afectividad y Sexualidad), pero la presión de algunos sectores de la sociedad llevó a eliminarlas.

Entre el 2000 y 2008 se presentaron dos proyectos de ley de salud sexual y reproductiva que nunca fueron votados, y en 2009 se disolvió la Comisión Nacional del Sida. Frente a esta desprotegida realidad, el diputado de la UDI Juan Antonio Coloma, quien anunció la presentación de una propuesta para sancionar con cárcel a quienes de forma intencional contagien a otros, negó tajantemente que su coalición sea responsable de la falta de educación sexual en los colegios, como apuntan los sectores de izquierda, e hizo un llamado para que se repongan a la brevedad. Además culpó a los gobiernos de la Concertación y Nueva Mayoría de no implementar las políticas públicas adecuadas.

¿Cree que es necesario que se reinstalen las clases de educación sexual en los colegios para evitar más contagios por VIH?

Evidentemente. Creo que es fundamental mejorar la educación sexual en nuestro país para no sólo disminuir las cifras que son alarmantes, si no que muchas otras enfermedades de transmisión sexual. Pienso que tener clases de educación sexual es fundamental, y por eso me gustaría que pudiésemos llegar a un consenso mínimo de edades, y de cuáles son los temas que se requieren abordar.

¿Por qué ha habido cierta resistencia a las clases de educación sexual?

Hay que discutir el contenido y las edades, eso es evidente. Pero también es fundamental entender que si no mejoramos la educación sexual en nuestro país vamos a seguir con alta cifras de contagio de VIH.

Entre el año 2000 y 2008 hubo dos proyectos de salud sexual y reproductiva que no fueron votados en el Congreso.

Habría que preguntarles a los presidentes de la época por qué no fueron votadas esas iniciativas. En ambos períodos mi coalición era minoría al interior del Congreso. La pregunta es por qué no fueron capaces de poner estos temas para su discusión.

Pero cuando la Municipalidad de Santiago, durante el período de Carolina Tohá, distribuyó libros con información sexual en los establecimientos públicos, el senador Ossandón se opuso.

Depende de lo que se quiera enseñar en educación sexual. No hay que olvidar que el libro de Carolina Tohá establecía las propiedades nutricionales del semen. Si me dicen que eso es educación sexual, evidentemente yo no lo comparto. Pero sí pienso que nosotros tenemos que impartir una buena educación sexual en nuestro país, que sea completamente distinto a lo que hizo Carolina Tohá. Cabe recordar que la Contraloría instruyó un sumario por la forma en que se habían mandado a imprimir los libros.

Pero a su juicio, ¿qué sería una buena educación sexual?

No soy yo el que tiene que definir eso. Debemos buscar un acuerdo para eso, pero lo que no podemos seguir haciendo es demorar esta discusión.

¿A qué atribuye el aumento del VIH?

Hubo ausencia de políticas públicas en materia de educación sexual y eso es algo que se tiene que corregir. Considero que es importante poder hablar de educación sexual en nuestro país, no con la caricatura del libro que distribuía Carolina Tohá, pero sí educación sexual responsable.

¿Por qué no se le ha dado prioridad a este tema?

En los últimos cuatro años en que he sido parlamentario, no vi ningún tipo de iniciativa por parte del gobierno de Michelle Bachelet en este tema. Siento que hay temas que se deben enfrentar, y es evidente que las cifras reflejan que como país no hemos sido capaces de dar esa batalla.

¿Pero cuando salen estos temas, la UDI es uno de los principales opositores?

Por qué le dicen a la UDI que no se votó un proyecto del 2000 y 2008, cuando el Presidente era de la Nueva Mayoría. O Cuando la Concertación tenía mayoría en ambas cámaras y no lo hicieron. Por qué se pretende culpar a la entonces oposición.

Al revés, la ex Nueva Mayoría tiene que hacer también un mea culpa respecto a por qué no llevó adelante estos proyectos. Sí es fundamental que lleguemos a consensos mínimos para poder tener como país una buena política de educación sexual; de lo contrario, se va a mantener el tema de las trincheras políticas y no vamos a lograr avanzar en este tema.

¿Las iglesias siguen influyendo en estos temas?

Soy parlamentario hace cuatro años y nunca me han contactado de ninguna iglesia para hablar el asunto.

¿En qué consiste el proyecto de ley que presentó para sancionar con cárcel a las personas que de forma intencional contagien a otros con VIH?

Lo que busca el proyecto de ley, y que existe en otros países, es que la persona que sabiendo que tiene VIH, pero dolosamente tiene relaciones sexuales con otra,  sin protección, con el fin de contagiarla, sea sancionada. Aquí no se pretende estigmatizar a ningún grupo, pero si alguien tiene esta enfermedad y contagia a sabiendas que la tiene, creo que no podemos hacernos los tontos.

¿Cómo se podría confirmar que hubo dolo?

Muchas cosas en la prueba del derecho penal son difíciles, pero si alguien se hizo el examen en algún organismo público y fue notificado que tenía VIH, sirve para comprobar que tenía conocimiento. El resto obviamente va a ser parte del proceso penal.

¿Qué le parece la respuesta que le mandó por Twitter el fiscal Carlos Gajardo de que mejor se debería sancionar a los delincuentes de cuello y corbata?

Como muchas personas que contestaron a favor o en contra, él está en su legítimo derecho.

Por: Carola Oyarce/EL MURO

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here