Denuncian al fiscal nacional Jorge Abbott por violación a la libertad sindical

0
505

Se agotaron de no ser escuchados los funcionarios del Ministerio Público de las actuaciones en su contra por parte del Fiscal nacional Jorge Abbott y la Federación Nacional del Ministerio Público lo denunció, el pasado 4 de diciembre, ante el 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago por prácticas antisindicales.

Cabe mencionar que la Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público (FENAMIP) está integrada por la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía Regional Metropolitana Centro Norte, la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía Regional Metropolitana Occidente, la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía Regional Metropolitana Sur, la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía de Regional Metropolitana Oriente y la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía de Atacama.

En el documento, al que EL MURO tuvo acceso, se indica que se interpone la denuncia de práctica antisindical en procedimiento de tutela laboral, “por haber incurrido en graves vulneraciones a la libertad sindical al ejercer prácticas antisindicales en nuestra contra, como Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público, solicitando en definitiva se dé por establecida la práctica antisindical denunciada, con costas, ordenando al mismo tiempo se subsanen en forma inmediata los actos constitutivos de vulneración de la libertad sindical y se aplique la multa correspondiente”.

Ante el 2º Juzgado de Letras del Trabajo llegó, el pasado 4 de diciembre, el reclamo en el que también se menciona al Fiscal Regional Occidente, José Luis Pérez Calaf, al Director Ejecutivo Regional, Rodrigo Lazo y al Jefe de la Unidad de Administración y Finanzas de la Fiscalía Occidente, Antonio Lupayante.

Se plantea, al mismo tiempo, que la justicia declare que “el denunciado (Ministerio Público, representado en el Fiscal, Jorge Abbott) ha incurrido en prácticas antisindicales, al haber vulnerado gravemente la libertad sindical, al entorpecer la acción sindical, no cumpliendo los acuerdos celebrados e incentivar el paralelismo sindical con el fin de debilitar a las organizaciones gremiales ya constituidas”, que “se condene a la denunciada al pago de la multa equivalente a 150 Unidades Tributarias Mensuales o lo que S.S., estime pertinente en justicia”.

Las prácticas antisindicales

El 1 de agosto de 2016, la Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público fue invitada a exponer ante la comisión del trabajo de la Cámara de Diputados, oportunidad en la que se habló sobre la situación de los despidos abusivos, indebidos, improcedentes e injustificados, además, de una serie de hechos de acoso laboral hacia los asociados, acoso que se ejecuta a través de acciones administrativas manifiestamente abusivas, las que se adoptan bajo la convicción de que no pueden ser revisadas por un organismo externo.

Ese mismo día, Paulina Ruiz Tapia –en representación de FENAMIP en su calidad de presidenta- fue entrevistada en el canal CNN Chile acerca de las condiciones laborales de los trabajadores del Ministerio Público, denunciando vulneraciones a los derechos humanos en el contexto laboral, así como los derechos laborales y fundamentales de los funcionarios de la institución.

¿Y qué pasó tras las declaraciones públicas vertidas en la prensa por la funcionaria? El 2 de agosto, es decir, un día después de haber entregado su visión crítica respecto del Ministerio Público en cuanto a los problemas en el ejercicio de la actividad sindical, el Fiscal Nacional Jorge Abbott, envió un correo a los funcionarios, recriminando a la FENAMIP y, en particular, a Paulina Ruiz. A juicio de los funcionarios y tal como se expresa en la denuncia, “lo anterior es sumamente grave, pues es una vulneración flagrante a la libertad sindical y, en especial, a la debida autonomía de la agrupación de los trabajadores”.

Advierten que en dicho e mail, Abbott minimiza la labor de la Federación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público, señalando: “Tengo el deber de manifestar mi profundo malestar y decepción por el equívoco mensaje que entrega respecto de las relaciones laborales al interior del Ministerio Público. Desde ya, se atribuye la representación de todos los funcionarios, en circunstancias que la organización que Ud. preside sólo tiene una representatividad relativa”, agregando “lamento que sus declaraciones, dichas en un contexto ajeno al que hacer institucional, sólo causen daño al Ministerio Público, transmitiendo que sus funcionarios trabajan en condiciones en que se violan sus derechos y con miedo, sembrando gratuitamente la desconfianza entre todos quienes tenemos el orgullo y responsabilidad de servir al Ministerio Público”.

¡Compromisos no asumidos!

Hay que precisar que, el 22 de agosto del 2016, la FENAMIP ya había presentado una denuncia por vulneración a la libertad sindical y prácticas antisindicales, causa rol S113-2016, tramitada en el 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago y que terminó en una conciliación entre el Fiscal Nacional y dicha organización gremial.

En el acuerdo, celebrado el 30 de enero del 2017 se establece lo siguiente: “1º.-  El Fiscal Nacional del Ministerio Público se reunirá antes del 10 de marzo de 2017 con el directorio de la FENAMIP, a fin de tratar temas sindicales relevantes para la institución. 2º.- Se establecerá durante marzo de 2017, una mesa de trabajo integrada por representantes de FENAMIP y las demás Asociaciones de Funcionarios del Ministerio Público y de la Fiscalía Nacional …. Dicha mesa tendrá reuniones periódicas y funcionará durante el año 2017, entregando sus resultados, a más tardar, en diciembre de este año”.

En el punto 3º del acuerdo expresamente se estableció que “el fiscal Nacional del Ministerio Público reconoce la labor realizada por la FANAMIP y la demás asociaciones de funcionarios constituidas en el Ministerio Público, manifestando su voluntad para que todas ellas ejerzan con absoluta libertad sus derechos gremiales …”

Sin embargo, la FENAMIP denuncia que a pesar de esa conciliación, el Ministerio Público, a través del Fiscal Nacional, Jorge Abbott, ha incurrido en un grave incumplimiento a dicho acuerdo, lo que quedaría de manifiesto, a través de los siguientes hechos que figuran, de manera textual, en la denuncia: una de las asociaciones pertenecientes a la FENAMIP, es la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía Regional Occidente que tiene a su cargo las fiscalías locales de Maipú, Pudahuel, Curacaví, Melipilla, Talagante y San Bernardo, además de la Unidad Regional de Atención de Víctimas y Testigos (URAVYT).

Como es una Fiscalía Regional, la autoridad máxima de dicho recinto recae en la figura del Fiscal Regional, el señor José Luis Pérez Calaf, quien con fecha 20 de enero de 2016, asumió el cargo. Muy poco después, se designa como Director Ejecutivo Regional al señor Rodrigo Lazo Parada y luego, en el mes de septiembre de 2016, aproximadamente, asume el actual Jefe de la Unidad de Administración y Finanzas de la Fiscalía Occidente, el señor Antonio Lupayante Salinas, momento que marcaría un antes y un después en nuestra relación con las Jefaturas Regionales”.

Los trabajadores aseguran –en el texto de la denuncia- que Antonio Lupayante sigue teniendo “malos tratos con el resto de los trabajadores de la Unidad de Finanzas, no estableciendo un trato cordial básico para mantener buenas relaciones laborales y un ambiente de trabajo óptimo que propenda al fortalecimiento de lazos profesionales, de identidad y compromisos necesario entre quienes que se desempeñan en la misma unidad, imponiendo desde un comienzo una impronta basada en un liderazgo muchas veces catalogado de “autoritario/arbitrario”, ejerciendo presiones injustificadas y temor en los funcionarios que se desempeñan en dicha unidad, de los cuales varios son nuestros asociados”.

¡La situación es grave!

Fabio Trujillo, presidente de la Asociación de Funcionarios de la Fiscalía Regional Occidente, en conversación con EL MURO, asegura que “la situación es grave. Consideramos que la institución con toda la experiencia que ha tenido con los sindicatos y las dos recomendaciones de la OIT que señalaban que el organismo tiene que buscar los mecanismos para resguardar los derechos de los sindicatos y de los trabajadores y también establecer una mesa técnica para que no se vulneren los derechos sindicales. Eso, no se ha cumplido y no hemos visto ningún avance real en esas materias”.

Trujillo plantea que “el acuerdo que suscribimos en marzo de este año con el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, en tribunales laborales se comprometió con varios puntos y uno de ellos fue respetar los derechos sindicales y darnos todas las garantías a los sindicatos de poder ejercer nuestra labor sin prohibiciones, sin entorpecer nuestra función y, eso, no ha ocurrido. Le presentamos un reclamo formal al fiscal, José Luis Pérez Calaf y al Fiscal Nacional en contra de una jefatura, en particular, la de Antonio Lupayante, por malos tratos y por prácticas anti-sindicales, hostigamiento a los funcionarios y, a pesar, de haber entregado un documento formal en el que solicitábamos el inicio de un sumario, el Fiscal Nacional, para nuestro asombro, no nos dio ninguna respuesta formal, sólo un comentario del jefe de recursos humanos de que no ameritaban los hechos denunciados para iniciar un sumario”. Agrega que “vemos que hay una suerte de blindaje a favor de quienes incurren en malas prácticas”.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here