Continúa la polémica sobre posible fraude electoral en presidenciales 2017

0
533
FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Si el Frente Amplio y sus figuras emblemáticas habían sido cautelosas y ambiguas a la hora de declarar su apoyo a Alejandro Guillier, Sebastián Piñera consiguió con sus declaraciones algo que era casi imposible, que Beatriz Sánchez expresara públicamente que en segunda vuelta va a votar por el candidato de la Nueva Mayoría.

Esto luego de conocer las acusaciones hechas por el empresario quien dijo que el pasado 19 de noviembre hubo votos que estaban marcados previamente en favor de Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez. La denuncia que no se hizo de manera formal fue negada por ambos periodistas y rechazada en forma unánime por toda la centro izquierda.

Con esto Sebastián Piñera logró que el Frente Amplio y los partidos que apoyan a Alejandro Guillier se unieran para contradecir las imputaciones que dio a conocer, después de que varios adherentes a su candidatura manifestaran a través de twitter que habían sido testigos de esa situación, justo cuando se cumplen dos semanas de la primera vuelta.

El analista político de la Universidad Diego Portales Mauricio Morales, conversó con EL MURO y considera que las declaraciones de Sebastián Piñera fueron innecesarias e impropias y que afectan o dañan la legitimidad de algo que a Chile le ha costado mucho construir y que corresponde a la credibilidad de los procesos electorales que atraviesa una evidente crisis de confianza en las instituciones.

“Una de las pocas que mantiene vigencia es el tribunal electoral y el Servicio Electoral. La gente puede dudar de los partidos políticos, de los congresistas, de los gobiernos, pero no pone en duda la transparencia de los procesos electorales. El hecho de que un candidato presidencial haya señalado de manera tan tajante de que existían votos marcados apunta en la dirección equivocada y lo otro es que Piñera señala que hubo gente que se avivó”, detalló.

Para el analista de la Universidad Diego Portales, el hecho de marcar votos no es avivarse, si no que es un fraude, por ende prefiere llamar las cosas por su nombre. En ese sentido, el académico insiste en  que fue un error del ex presidente.

“Me parece que la carta que él envía aclara un poco la situación, pero logró algo inesperado y ese fue el principal error que cometió, porque logra unir a algo que estaba roto como son los partidos que apoyan a Guillier y el Frente Amplio. Ahora de la nada se generó un consenso negativo hacia Piñera porque todos los actores salieron a rechazar  esas declaraciones”, explicó.

“Creo que lo hizo para entusiasmar simpatizantes de derecha para que participen y vayan a votar el 17 de diciembre”, afirmó Patricio Navia.

Mauricio Morales cree que la actitud de Sebastián Piñera se debe a que está pensando que parte importante de los electores de centro derecha no fueron a votar en primera vuelta y por lo tanto una forma de conseguir que acudan a las urnas este 17 de diciembre es señalando que faltan apoderados de mesa, que es necesario fiscalizar el proceso electoral y que la elección está en riesgo.

“Lo que quiere transmitir Piñera es que esta elección no está segura y hay que salir a defender los votos. Ese es el punto, tratar de generar cierta mística en electores que en un principio se sentían muy confiados de ganar, pero que se enfrentaron a una primera vuelta totalmente distinta a las expectativas que ellos tenían. La intención de Piñera es reanimar a las huestes que quedaron tristes luego del 19 de noviembre”, puntualizó.

Mauricio Morales opina que a Sebastián Piñera se le pasó la mano porque el concepto de avivarse no puede ser emparejado con intentos de fraude. “El hecho de marcar votos no es un indicador de ser pillo, eso es trampa y delito. Por ende, lo que está acusando el ex presidente no es una pillería por parte de algunos vocales de mesas, si no que él está imputando un delito, y debiese ser mucho más cuidadoso sobre todo si aspira a ser el próximo presidente de Chile” argumentó.

Por su parte, Patricio Navia habló desde Nueva York con EL MURO y calificó de irresponsable las declaraciones hechas por el candidato de Chile Vamos. El analista político estima que las denuncias deben hacerse ante las autoridades competentes y que no corresponde sembrar la duda.

“Creo que lo hizo para entusiasmar simpatizantes de derecha para que participen y vayan a votar el 17 de diciembre”, afirmó Patricio Navia.

El director del Servicio electoral Patricio Santa María señaló en un punto de prensa que no le va a contestar a ningún candidato porque ese rol no les corresponde. Aclaró que la legislación establece todos los mecanismos para que cualquier situación anómala e irregularidad sea reclamada en su momento. Agregó que hay algunos casos y acusaciones como esa que se están conociendo por parte de los tribunales.

“Si bien no voy a polemizar con ninguno de los candidatos, si voy a pedir que actúen con responsabilidad, con mesura y con prudencia. Se ha vuelto una costumbre en algunos países cercanos imputar al órgano electoral y al proceso. Lo que nosotros hacemos es garantizar la transparencia, y cuando se dice que hubo irregularidades en las mesas no se está acusando al Servel, se está imputando irregularidades a más de 200 mil chilenos que actuaron como vocales en la mesa”, sentenció.

Patricio Santa María recordó que de acuerdo a nuestra legislación, las máximas autoridades de la elección son los ciudadanos, y por ende, las personas pueden reclamar ese mismo día. Asímismo, recalcó que todos los candidatos tienen derecho a tener apoderados en las distintas instancias, en las juntas electoras, en las mesas receptoras de sufragio y en los locales de votación.

“Yo creo que sería muy importante que hicieran ese esfuerzo de tal manera que pudieran tener representantes de su candidatura en las mesas, sobre todo en el momento del escrutinio. Además, son públicos, es decir, cualquier persona puede concurrir, escuchar y ver. Nosotros estamos tomando algunas medidas y hemos conversado con las juntas electorales para que haya especial cuidado e instrucción a los vocales para que el escrutinio sea público, que se muestren los votos como se han hecho en todas las elecciones y posteriormente que tengan el cuidado de contar bien”, precisó.

El director del Servel dijo que se ha hablado mucho de mesas descuadradas, sin embargo, la legislación obliga a denunciar cuáles son los lugares donde a veces hay problemas de suma, es decir, si está correcto el número de votantes que participaron en la mesa, si está correcta la asignación de votos a cada uno de los candidatos, y si está correcta la indicación de votos nulos y blancos.

Según Patricio Santa María, a veces al sumar se produce una diferencia, pero aclaró que esos problemas ya están resueltos en los colegios escrutadores.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here