Carlos Larraín (RN) y su definición del gobierno de Bachelet: “Los años perdidos”

0
51

El ex timonel de Renovación Nacional Carlos Larraín está seguro de que Sebastián Piñera se convertirá en el próximo Presidente de Chile, esto porque lo avalan las encuestas, pero sobre todo porque según él, el gobierno de Michelle Bachelet se ha caracterizado por estancar el crecimiento y promulgar proyectos de ley que en su opinión dañarán al país en el largo plazo.

 

En conversación con EL MURO, Carlos Larraín, también dijo que la interior del Frente Amplio hay muchas personas que tienen una cuota de anarquismo y que varios de sus miembros abandonaron las calles para incorporarse al debate político, por lo que las primarias fueron fundamentales para ordenarse, aunque recalcó que sacaron menos votos que Manuel José Ossandón.

 

¿Cuál es la proyección que hace para las próximas elecciones donde Chile Vamos corre con ventaja?

Yo estoy contento porque parecen que se estuvieran alineando muchos factores para permitir un triunfo de la derecha en las próximas elecciones, pero eso no quiere decir que sea carrera corrida, hay que esforzarse.

 

¿Qué le parece el llamado a la unidad que está haciendo la Nueva Mayoría a los partidos de la centro izquierda?

Me parece que llegó tarde porque a la DC la han tratado con la punta del pie durante mucho tiempo y ahora les están viniendo olas de cariño tardía. Buena parte de la DC se opuso a la ley de aborto y no la llevaron de apunte. La DC ha defendido a los ministros de Hacienda más equilibrados, tampoco la llevan de apunte y así suma y sigue. Creo que es tarde para reencantarse como dicen los poetas.

 

¿Qué opina de los últimos proyectos de ley que ha presentado la Presidenta?

Yo sin ser adivino anuncié hace más de un año que el gobierno iba a gastar sus últimas fuerzas en esto que se llama la agenda cultural porque era gravemente dañino para la vida del país, y sin embargo, no le costaba un peso del presupuesto, y como estaban sin chapa era el mejor momento para empeñarse en estas iniciativas. No me extraña que estén en la etapa final queriendo hacer el mayor prejuicio posible en la vida de la sociedad chilena como lo están logrando con la ley de aborto.

 

¿Está de acuerdo con que Piñera dejara a los parlamentarios en libertad de acción para la votación de estos proyectos?

Es lo que correspondía. Nadie puede imponer la manera de votar y él ha sido muy claro en sostener que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, otros pueden discrepar. Es simplemente una comprobación de una realidad presente, hay diferencias sobre este tema.

 

¿Que piensa de algunos militantes de Renovación Nacional que están a favor de estos proyectos?

Me parece una equivocación profunda porque las dos ideas son dañinas. El aborto en tres causales es en realidad un aborto sobre demanda, es libre. Está escrito de tal manera que va a producir ese efecto. Todo se hizo con inteligencia, especialmente en la redacción, encargándosela a personas muy próximas a la Democracia Cristiana para así ponerlos en un pie forzado, pero debieron tener en cuenta el punto de vista de Soledad Alvear por ejemplo, que se opuso categóricamente. Soledad Alvear adhería a la tradición chilena de respeto a la vida. Creo que la ley de aborto va a tener un efecto muy negativo.

 

¿Por qué cree que se produjo esta división al interior de la Nueva Mayoría?

Es propio de que no supieron administrar una coalición pegada apenas con saliva, está ahora reventando porque el factor unificador que era el compartir las ventajas del gobierno están desapareciendo. Se termina el gobierno, se termina el engrudo.

 

¿Fue un error no haber hecho primarias en la Nueva Mayoría?

Se perdieron una estupenda oportunidad, ahora están arrepentidos, pero eso les pasó porque ellos creían tener un súper candidato en Alejandro Guillier y resultó que no era para tanto. En cambio, si hubieran hecho la primaria se habría ampliado la discusión política y validado el esquema republicano chileno y habríamos sabido cuántos pares son tres moscas. Ahora la gente de izquierda está votando por puras incógnitas. Sánchez y Guillier, qué es lo que de veras piensan, es un gran signo de interrogación.

 

¿Cómo ve la incursión del Frente Amplio en la política chilena?

Me parece una gran cosa que se haya configurado el Frente Amplio, es otra de las buenas consecuencias de haber conducido una primaria. El Frente Amplio tuvo que ordenarse, tomar una forma jurídica, aceptar un mando y una dirección, todo lo cual a los grupos heterogéneos que componen el Frente Amplio les parece mal porque hay una tremenda cuota de anarquistas en esa definición. Además pudimos comprobar una cosas muy interesante, que el Frente Amplio sacó menos votos que Ossandón, el candidato que perdió en la primaria de la derecha. Sabemos quienes son, cuántos son, abandonaron las calles y se incorporan al debate político propiamente tal.

 

¿Por qué considera que son anarquistas?

Por definición propia de ellos, hay que ver la lista de componentes que son innumerables y casi todos tienen una pirueta anarquista, otros son claramente totalitarios.

 

¿A quién prefiere para segunda vuelta a Alejandro Guillier o Beatriz Sánchez?

El ideal sería que compitiera con Beatriz Sánchez porque ahí la elección es más simple, pero creo que el competidor por cuenta de la ex Concertación va a ser Alejandro Guillier.

 

¿Cómo calificaría el gobierno de Michelle Bachelet?

Los años perdidos, sobre todo para los sectores que más postergados estaban en la vida económica y social chilena. Además, se han asentado las bases para varios años de menor desarrollo porque algunos de los cambios introducidos son de efecto retardado. Esto no es de un día a otro, va a incorporar elementos perjudiciales a la economía y sociedad chilena que van a demorar en desplegarse.

 

¿Cómo analiza la renuncia equipo económico de Bachelet?

Me parece una lástima porque el ministro Valdés y Céspedes configuraban un equipo relativamente comprometido con el mecanismo de crecimiento que la Concertación heredó del gobierno militar y que produjo muchos beneficios sociales. Si se acentúa el pulmón izquierdo del gobierno de la Nueva Mayoría todavía pueden superar sus marcas en los meses que quedan. Se podría acentuar la investida contra la Constitución que ya serían las diez y últimas, como materia de convivencia futura sería sepultar el país.

 

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here