Carlos Larraín (RN): “No podemos tener un gabinete débil como ocurrió la primera vez en el gobierno de Sebastián Piñera”

0
205

Cuando aún no asume como Presidente de la República, Sebastián Piñera habría tenido el primer roce con los partidos de su coalición. El motivo: las listas que le entregaron con los nombres para integrar el gabinete que consideró muy amplias. Situación que dio a conocer de manera informal en la reunión que tuvo con la ministra de Educación Adriana Delpiano, cuando la secretaria de Estado le preguntó si ya tenía definido a sus ministros.

Carlos Larraín, quien fue presidente de Renovación Nacional, conversó con EL MURO y descartó que exista tensión entre Sebastián Piñera y Chile Vamos, incluso dijo que no ve inconveniente en que los partidos pongan más nombres sobre la mesa porque así hay más alternativas para elegir a un buen equipo que acompañe al presidente electo en los ministerios y subsecretarías.

Sin embargo, Carlos Larraín, se mostró contrario a que algún alcalde o parlamentario este a cargo de un ministerio, ya que según su opinión, el electorado tiene derecho a que esas personas que escogieron cumplan su cometido. Además, enfatizó que no siempre el que es un buen edil o senador es un buen ministro.

“Creo que quedó atrás todo ese lenguaje del 24/7 y la idea de esa gente que no dormía, que trabajaba las 24 horas de los siete días de la semana. Se está proponiendo personas normales con calificaciones.”

¿Cómo debería estar conformado el gabinete de Sebastián Piñera?

Con personalidad, que entre jugando como dicen los aficionados al fútbol. No se puede perder tiempo, no podemos tener un gabinete débil como ocurrió la primera vez en el gobierno de Sebastián Piñera. Eso se logra reclutando personalidades potentes y sin temor a la contradicción.

¿Qué le parece las críticas de Sebastián Piñera a las listas que entregaron los partidos políticos al señalar que eran demasiado amplias?

Yo creo que los partidos políticos están en su derecho a poner más nombres sobre la mesa, sin embargo, el Presidente de la República se reserva la facultad de decidir. El número de personas propuestas tiene que ver con la idea de dejarle al Presidente un abanico muy amplio para resolver, yo no veo inconveniente en eso.

¿Usted cree que los partidos perdieron influencia con estas listas?

No conozco el tenor de estas listas, sí conozco la que presentó Renovación Nacional y no era muy extensa. Parece normal que un partido como Renovación Nacional tenga un candidato para cada ministerio y para cada subsecretaría. La lista que yo conocí no era muy amplia e insisto, como se ponen nombres para ser sometidos a exámenes hay que hacerse así.

¿Sebastián Piñera quedó insatisfecho con estas listas?

Él también puede seleccionar gente que no está en esas listas y creo que lo va a hacer de todas maneras, así que simplemente tiene qué estar bien seguro que no haya conflictos de interés y que haya una combinación más o menos proporcional de lo que él mismo señaló, es decir, experiencia, juventud, espontaneidad y reflexión. O sea, el punto de equilibrio que sólo puede conseguir un Presidente con buen criterio como Sebastián Piñera.

¿Considera que esta es la primera tensión que se produce entre Sebastián Piñera y Chile Vamos?

Yo no he notado ninguna tensión. Me parece que al menos desde Renovación Nacional hay un deseo de colaborar y que la selección sea buena. No son Superman, no hay nadie ahí que entre en esa categoría. Creo que quedó atrás todo ese lenguaje del 24/7 y la idea de esa gente que no dormía, que trabajaba las 24 horas de los siete días de la semana. Se está proponiendo personas normales con calificaciones entre las cuales Sebastián Piñera y su equipo más cercano van a poder seleccionar a los que tengan mejor experiencia, flexibilidad y espontaneidad. Creo que Renovación Nacional a lo menos ha cumplido en ese sentido.

¿Este gabinete va a estar conformado en su mayoría por personas que pertenecen a algún partido de Chile Vamos y menos independientes?

Efectivamente, en el primer gabinete de Sebastián Piñera había un amplio número de académicos y de empresarios que estaban muy interesados en política. Sin duda lo hacían con buena fe, pero no tenían rodaje anterior y los tiempos que estamos actualmente son ultra políticos, no podemos hacernos los tontos en eso porque la izquierda se encarga de recordarnos a cada momento que no importa la calidad de la gestión del gobierno, no importa el nivel de estudio que tengan los proyectos porque igual van a ser rechazados si vienen del gobierno de Sebastián Piñera y de Chile Vamos, por lo tanto va a necesitar muy buenos jugadores y buenas muñecas, por así decirlo.

¿Cómo se puede lograr un equilibrio en el gabinete entre los partidos que apoyan al Presidente para no dejar disconforme a nadie y así evitar los roces?

Nunca los partidos van a quedar completamente contentos. Yo defendí con mucho empeño en el pasado gobierno de Sebastián Piñera la teoría de que no me gustaba el partido de los gobiernos, pero eso tenía errores originales graves del pasado en la historia de Chile que conocemos, pero tampoco concebía un gobierno contra los partidos.

O sea, el gobierno de Sebastián Piñera tiene que ser con los partidos que lo han llevado a la presidencia, pero eso no significa que esté subordinado a los partidos políticos. El Presidente tiene que conservar su independencia y en eso no tengo ninguna duda, así que hay que confiar mucho en su decisión final. Yo tengo gran confianza que el presidente de la República va a hacer una muy buena elección para su equipo de ministros y subsecretarios.

¿Está de acuerdo con nombrar a algún alcalde o parlamentario que esté en ejercicio para que se haga cargo de un ministerio?

No, encuentro que es una mala idea, lo dicho más de una vez. Esas personas fueron elegidas para desempeñar un cierto papel en la política chilena, ya sea en las Cámaras o en los municipios. El electorado tiene derecho a que esas personas que escogieron cumplan su cometido, hay que terminar lo que se empieza. Además, no siempre el que es un buen alcalde o senador es un buen ministro, son aptitudes distintas. Está esta especie de compromiso con el electorado que hay que honrar.

Carola Oyarce/EL Muro

Foto: Agencia Uno

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here