Aseguran que el último empujón que falta para bajar a Guillier es que Goic prenda en las encuestas

0
801

Olfateando la debilidad de su adversario, en la Democracia Cristiana, y en el equipo de campaña de la presidenta del partido, Carolina Goic, quieren aprovechar al máximo el complejo momento que atraviesa la campaña de Alejandro Guillier rumbo a La Moneda.

Cuestionado con una intensidad cada vez mayor desde la Nueva Mayoría, incapaz de alinear a los partidos que lo respaldan en definiciones clave –incluso tomando distancia de ellos- y cayendo de forma sostenida en las encuestas, en la colectividad falangista consideran que este escenario es un punto de inflexión no solo para Guillier, sino que también para su abanderada, ya que asumen que es “el momento” para hacer despegar su hasta ahora insípida campaña.

Y es que la senadora, desde que anunció su postulación en febrero pasado, y luego que concurriría a primera vuelta, ha sido incapaz de levantar vuelo en las encuestas, manteniendo un apoyo que no supera los cinco a seis puntos, y que a ratos ha estado bajo esos porcentajes.

Esto, aseguran en su entorno, le ha impedido mostrarse como una rival competitiva, y entrar con fuerza en la disputa presidencial de la centroizquierda. De hecho, recién esta semana, al advertir las fisuras que muestra Guillier en su campaña, se atrevió a entrar de lleno a la cancha y confrontar directamente al abanderado del PR, PS, PPD y PC.

En su círculo advierten que los tiempos se acortan, y que al igual que el ex conductor de noticias, Goic tampoco tendrá la oportunidad de poder exhibir sus ideas y propuestas en una primaria, con lo cual se reducen los espacios para desplegar su candidatura y aumentar su respaldo en los sondeos de opinión.

En este proceso, y dada la coyuntura que se ha instalado en la Nueva Mayoría por las crecientes críticas que está recibiendo Alejandro Guillier, hasta de sus propios partidarios, el analista político y académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, afirma que efectivamente se ha instalado la idea de que el senador por Antofagasta no llegaría hasta el final, y que esa sola sospecha estaría “aleonando” al partido de la flecha roja en el sentido de aprovechar esa percepción para dar un  golpe de timón a su candidatura y un zarpazo a las aspiraciones presidenciales de Guillier.

Pero para que aquello ocurra, plantea el experto electoral, se deben dar algunas condiciones que debiliten aún más las opciones del ex conductor de noticias. Morales señala que el tema de la elección directa de los gobernadores regionales fue algo que le dolió mucho a Alejandro Guillier, debido a que salió a respaldar una reforma que no contó con el apoyo de los partidos, y a su juicio, eso lo asumió el senador como una traición hacia él. “Esta fue la primera oportunidad en que él mostró la idea de retroceder o de claudicar en su candidatura presidencial”.

El académico dice que el escenario actual mantiene expectante a la DC, y asegura que el último empujón que falta para sacar a Guillier del camino es que “Goic prenda en las encuestas”, algo que estima no se ha visto en las últimas semanas en la medición de Cadem al menos. Pero entrega como dato que en sondeos que maneja el piñerismo, la presidenta de la DC estaría marcando entre 6 a 8 puntos porcentuales.

“Si eso es cierto, y Goic está entre los 6 y 8 puntos, y Guillier continúa su retroceso con una caída que lo ubique en los 12 puntos, eso podría implicar que la posibilidad de que se baje sea más alta”.

“Esta fue la primera oportunidad en que él mostró la idea de retroceder o de claudicar en su candidatura presidencial”.

El analista agrega otro factor como ingrediente. Afirma que el Partido Socialista da por perdida la elección presidencial, ante lo cual, si Guillier se baja, cabría observar cuál sería el camino que adopte esa colectividad, en cuanto a optar por un plan B, o levantar a un candidato de emergencia.

“Es muy probable que ante la expectativa que existe en el PS de que la elección presidencial se va a perder, decidan respaldar finalmente a Goic en caso que Guillier decline su opción presidencial”.

Morales insiste que para que un escenario así se configure, necesariamente la candidatura de Goic requiere de un empujón de la opinión pública, ya que poco podrá hacer si no aumenta su respaldo en las encuestas.

“Si se confirma la baja de Guillier desde el 22% de enero al 14% ahora, y sigue ese retroceso, y Goic va en aumento, las chances de que se baje son altas”, insiste el analista.

 Desactivar la bomba

Desde los partidos que respaldan a Alejandro Guillier reconocen que es un problema que se haya instalado comunicacionalmente la posibilidad de que el senador abandone su candidatura presidencial, porque se trata de un factor que viene a profundizar el mal momento por el que pasa la campaña del parlamentario.

En los partidos prefieren no referirse abiertamente a este asunto, para no seguir dando por sentada la idea de que efectivamente es una opinión extendida dentro de la Nueva Mayoría, pero el hecho de que algunos ya lo estén planteando en sordina, habla de las dificultades que está teniendo Guillier para sostener su campaña.

Por eso, la principal prioridad que se han impuestos los partidos es lograr que Guillier no continúe cayendo en las encuestas, y en el mejor escenario, revertir ese retroceso y lograr que vuelva a repuntar. El problema, dicen en las colectividades, es que el retraso en la constitución del comando presidencial atenta contra ese objetivo, ya que la falta de una conducción clara y estratégica conspira para dar vuelta el escenario actual.

Algunos dirigentes consideran que las salidas de libreto constantes que tiene Guillier, y la falta de consistencia en sus posturas se deben precisamente a esta falta de equipo que maneje la campaña con una línea de conducción clara y que coordine el trabajo con las colectividades. Mientras eso no pase, agregan los mismos personeros, no se resolverán los problemas que tiene la candidatura del senador hoy.

Y el temor que expresan los partidarios de Guillier es que cuando se reaccione sea muy tarde para levantar una candidatura que va en franco declive. “Solo un alza en las encuestas permitirá desinstalar esta bomba que detonó en La Nueva Mayoría, como es el rumor de que Guillier se podría bajar”, dice un dirigente vinculado al PS.

La expectación ahora está puesta en la Cadem de la próxima semana, atendiendo los problemas que ha exhibido durante esta semana el presidenciable, ya que de registrarse una nueva baja, se reforzará la idea de que el parlamentario podría claudicar su campaña a La Moneda.

Carlos Cuadrado S./El Muro

Foto: Agencia Uno

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here