UF:26.663,31 UTM:46.740,00 Dolar:661,70 Euro:754,2 Cobre US$/Libra:2,64 Petróleo WTI US$/Barril:44,24 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.469,78
Luksic-Matte: A la captura de la CPC y la SOFOFA

Luksic-Matte: A la captura de la CPC y la SOFOFA

Lunes 17 de abril de 2017

Para nadie han pasado desapercibidas las inusuales disputas al interior de los principales gremios empresariales del país.

Para nadie han pasado desapercibidas las inusuales disputas al interior de los principales gremios empresariales del país.

Primero fue el caso de la CPC (Confederación de la Producción y el Comercio), fundada en 1935 y que reúne a los principales sectores productivos del país agrupados en seis ramas: La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA); Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC); Sociedad Nacional de Minería (SONAMI); Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA); Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF).

La carrera por presidir el principal gremio empresarial del país se desató cuando a Hermann Von Mühlenbrock, en una entrevista en el Mercurio de 3 septiembre 2016, le preguntaron: “¿A usted le gustaría dirigir la CPC?, y este contestaba con un lacónico “Puede ser una opción …”.

Rápidamente salieron al paso de esta temprana postulación, otros nombres, como el de Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, quien concitó los apoyos en su gremio, con la ilusión de ser el primer hombre del comercio en presidir la CPC, después de que estuvieran a punto de lograrlo el 2006 de la mano de Carlos Jorquera.

A Mewes se sumó también el nombre de Andrés Santa Cruz, ex presidente de la SNA y de la propia CPC.

A esta altura, muchos comenzaban a vaticinar que se producirían las “elecciones más competitivas en la historia de la CPC”.

En diciembre de 2016, y en medio de fuertes aplausos y muestras de apoyo, se hacía oficial que la SOFOFA levantaba la candidatura de Hermann Von Mühlenbrock. El anuncio lo hizo el primer vicepresidente, José Juan Llugany, quien señaló que era el momento de que la SOFOFA tomara un rol de liderazgo en el empresariado chileno. Los cerca de 60 consejeros de la entidad gremial lo respaldaron en forma unánime.

El “tapado” Moreno

Sin embargo, muy pronto comenzó a circular la idea de que era necesario nombrar, ante el creciente desprestigio del sector empresarial, a “tipos influyentes” a la cabeza de los empresarios del país y aquí, comentan al interior de la industria, se pudo apreciar la rápida mano de algunos de los más importantes grupos empresariales. En esta oportunidad, el Grupo Luksic.

El poderoso grupo empresarial que, según señalan fuentes consultadas por EL MURO, controla al menos 2 de las 6 ramas de la CPC (SONAMI y ABIF), inició una rápida operación para levantar un “tapado” en la lucha para presidir la CPC: el ex canciller Alfredo Moreno.

Sin duda que la estrecha amistad de Alfredo Moreno con Francisco Pérez Mackenna (mano derecha de Luksic), con quien compartió estudios en la PUC y en Chicago (donde incluso vivieron en el mismo edificio), sirvió de fuerte lazo para lograr con éxito colocar a un representante de los grandes grupos empresariales al mando de la CPC.

Fue así como en una verdadera estrategia de batalla, en poco más de una semana y ante la sorpresa de todos, Andrónico Luksic tenía instalado el nombre de Alfredo Moreno en la presidencia de la CPC sin necesidad de elecciones. La que se vislumbraba como la elección más reñida en la historia de la CPC, terminó siendo la imposición más rápida de la historia de la entidad gremial.

Imitando a uno de sus personajes históricos más queridos: Napoleón Bonaparte (según señalan personas que conocen de cerca a Andrónico Luksic), el empresario ejecutó un ataque fulminante con todas las fuerzas disponibles en un solo punto, haciendo suyo el consejo que Napoleón repetía constantemente a sus generales: “L´Audace, l´Audace, toujours l´Audace”.

Fue así como el 12 de diciembre de 2016, el ex canciller Alfredo Moreno se reunió con el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ricardo  Mewes  (solo 48 horas antes que el consejo general de dicho gremio sesionara para supuestamente proclamar a Mewes), logrando que bajara su candidatura y además, que lo apoyaran a él para presidir la CPC.

Acto seguido, la Cámara Chilena de la Construcción, a través de su presidente Sergio Torreti, entregó su respaldo oficial a Moreno y el lunes 19 de diciembre de 2016, le tocó el turno a la SNA. ¿Quiénes faltaban? Las dos ramas gremiales controladas por Luksic (Minería y la Banca), las que por supuesto no era necesario que explicitaran su apoyo.

Solo quedaba en pie, y a esta altura de manera testimonial, la SOFOFA, que en apenas dos semanas pasaba de inmolarse con Hermann Von Mühlenbrock a entregarle su respaldo irrestricto a Moreno, lo que se concretó el 23 de diciembre 2016, cuando el comité ejecutivo de la SOFOFA recibió al ex canciller para escuchar sus propuestas.

El resto ya es historia. El 15 de marzo 2017, el presidente de la SNA oficializó la candidatura de Moreno y el 20 de marzo, para asegurar una elección sin contratiempos, Alfredo Moreno citaba a una “jornada de reflexión” en el Palacio Las Majadas de Pirque, dirigida principalmente a emprendedores, dirigentes gremiales y ONG, es decir, todos aquellos que veían con temor un nombre impuesto por los grandes grupos económicos (aunque estos también se hicieron presente con Andrónico Luksic a la cabeza).

Al parecer Andrónico Luksic le hacía caso al consejo que Jorge Awad le había enviado en una entrevista en El Mercurio el 17 marzo 2017: “Las horas que pasa en Twitter debería dedicarlas en liderar la CPC”.

El 30 de marzo la CPC proclamaba a Alfredo Moreno como su nuevo presidente.

El “tapado” Larraín Matte

Según señalan fuentes consultas por EL MURO, una estrategia similar se estaría dando en la SOFOFA, pues a la tradicional lista única y nombre de consenso del ente gremial, salió al paso la candidatura de Bernardo Larraín Matte (Grupo Matte), pero ahora con otros argumentos, pues ya no sería la necesidad de “tipos influyentes”, sino que de  ”recambio generacional”.

En tal sentido, el fuego lo abrió el ya mítico ex presidente de la SOFOFA, Fernando Agüero, quien, en una entrevista al Diario Financiero de 8 agosto 2016, señaló que “Ante las crisis hay que buscar casos especiales, gente distinta” y que sus candidatos para presidir la SOFOFA serían Bernardo Larraín Matte o Richard Von Appen, “Los encuentro muy buenos a esos dos”, concluía el ex dirigente gremial.

Por su parte, Bernardo Larraín Matte, (tercera generación del grupo económico formado por su abuelo Eliodoro Matte Ossa y actual presidente de Colbún), ha nombrado públicamente como parte de su equipo nada menos que a Patricio Jottar, Gerente General de la CCU  (Grupo Luksic) y Gonzalo Said (Grupo Said). También, según asegura una fuente, contaría con el apoyo de Matías Domeyko (mano derecha del Grupo Angelini), aunque otros lo sitúan tras la candidatura de Rodrigo Álvarez.

En una entrevista de 20 agosto de 2015 en la Revista Qué Pasa, Larraín Matte señalaba: “Es el tiempo de ser partícipes en los debates constructivamente y sin complejos”, agregando que: “Hemos entrado tarde a los debates que cruzan la sociedad chilena, lo que ha sido un gran error, porque hemos permitido que se consoliden ciertos conceptos, en mi opinión infundados, sobre la iniciativa privada. Como empresarios tenemos que estar más activos en los debates, tan pronto comiencen a emerger los conceptos”.

Los “heridos” a la primera línea

Para varios de los consultados resulta paradójica esta verdadera alianza entre el Grupo Luksic y el Grupo Matte, (los primeros apoyan a Bernardo Matte Larraín en la SOFOFA y los segundos hicieron los mismo con Moreno en la CPC), debido a que siempre han mantenido una relación de distancia.

Sin embargo, tal acercamiento no sería del todo inexplicable desde el momento que ambos grupos económicos han sido los más dañados ante la opinión pública en los últimos años, uno por el caso “Caval” y el otro por el caso “Colusión del papel”. Ambos grupos, además, sintieron como sus propios pares, tanto en la CPC como en la SOFOFA, los dejaron en la práctica “botados” y varios incluso se unieron a las acusaciones destempladas en su contra.

Esta realidad habría hecho que, a pesar de sus distancias, Luksic y Matte unieran fuerzas, en una estrategia de, si nadie me defendie, entonces tendré que hacerlo yo mismo.

Sin embargo, esta nueva estrategia de los principales grupos empresariales del país (que apoyaron a Alfredo Moreno y ahora a Larraín Matte), contradice la ya larga tradición de los organismos gremiales del empresariado, y en especial la SOFOFA y la CPC, de ser dirigidos por personas que den garantías de independencia a todos sus miembros. Es así como siempre se ha intentado buscar perfiles de presidentes que tengan una trayectoria en dichos gremios, como fue el caso del fallecido Andrés Concha quien hizo toda una carrera en la SOFOFA, desde que en 1996 fuera nombrado secretario general de la misma y presidente el 2009.

Caso parecido es el del saliente presidente de la CPC, Alberto Salas, quien desde los años 90 ha hecho carrera en el mundo de la dirección gremial empresarial, además de sus actividades académicas y de consultoría. Lo mismo ocurre con el caso de Hermann Von Mühlenbrock en la SOFOFA, quién tampoco es un empresario, sino que un ingeniero que ha sido gerente y consultor y también con una activa carrera en el mundo gremial que va desde al menos 1996, cuando fue elegido presidente de ASIMET (Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas.

El punto, señalan fuentes consultadas por EL MURO,  es que nunca antes se había dado en forma tan manifiesta, que personas al mando de los principales grupos económicos del país lucharan por conseguir directamente la dirección de dichos organismos, con lo cual, señalan algunos, se pierde uno de los elementos esenciales de los gremios empresariales: ser el espacio en donde grandes y medianos empresarios puedan sentarse de igual a igual para discutir los temas que les afectan.

Estrategia que, a pesar de ser toda una novedad, no por eso no había sido ya anunciada.

El 17 octubre 2016 Alfonso Swett Opazo, (partidario de la postulación de Larraín Matte) señaló enfático en entrevista con el Diario Financiero: “Es importante que los empresarios estemos al frente de nuestros gremios y disponibles”, mismo argumento que Andrónico Luksic repitió hace pocos días en una carta dirigida a sus accionistas en la última memoria anual de Quiñenco, en donde expresó: “Tenemos que aceptar las reglas del juego: el debate de igual a igual y el contacto directo con las personas, sin intermediarios”.

EL MURO

Foto: Agencia Uno

Relacionados

El "meme" del día

Celebrando el 21 de mayo ...

Celebrando el 21 de mayo ...