UF:26.657,27 UTM:46.786,00 Dolar:624,53 Euro:738,80 Cobre US$/Libra:3,16 Petróleo WTI US$/Barril:51,88 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:23.144,74

La DC en el calabozo

Carlos Cuadrado S.

Miércoles 2 de agosto de 2017

Lo que ha ocurrido estos días con la Democracia Cristiana no puede ser motivo de extrañeza para nadie que haya seguido con relativo interés la trayectoria de este partido en los lustros recientes.

La grave crisis que atraviesa la colectividad -agudizada tras las definiciones de la última junta nacional- es el corolario de un paulatino proceso de descomposición, que tiene a la falange colgando de un andamio y expeliendo olor mortecino.

El estéril intento de Carolina Goic por asumir un camino presidencial propio con el propósito de recuperar la identidad extraviada, no ha sido más que un intento postrero por mantener con vida a una institución cuyo cuerpo doctrinario se encuentra en el servicio médico legal de la política.

Porque no se puede rescatar aquello que desapareció por completo. La DC desde hace rato que derivó en una maquinaria exclusivamente dedicada a conservar el poder, sin importar los medios y transacciones que debía hacer para perseguir aquello que se transformó en su único fin.

Hasta ahora no pocos en el partido creían que traicionar principios y valores era gratuito, y que no tenía mayores consecuencias. Pero la realidad los ha golpeado en la cara, y un hecho al que no le tomaron el debido peso, como la decisión de repostular a un diputado vinculado a un caso de violencia intrafamiliar, terminó por pulverizar lo que iba quedando de esta tienda política.

Desintegración que se va a traducir, como ya está ocurriendo, en la renuncia de militantes, en una dolorosa derrota electoral en noviembre próximo, y en la reconfiguración de la DC como la conocíamos hasta ahora. Diáspora donde algunos intentarán mantenerse en el centro, mientras otros cruzarán a la vereda de la izquierda, lo cual será aprovechado por las demás fuerzas políticas para hacerse de los restos de la falange.

 Y es que el partido no tiene un salvavidas al que echar mano, porque a esta altura solo un acto de inmolación podría llevar a Carolina Goic a seguir con una candidatura presidencial que nunca tuvo viabilidad, y menos ahora que existe un quiebre total entre ella y la bancada de diputados de la colectividad.

A casi tres semanas que se cierren las inscripciones para postular a La Moneda y al Congreso, la DC deberá intentar rearticularse en un convulsionado escenario que la deja sin margen para evitar una debacle.

Carlos Cuadrado S.

Periodista

 

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...