UF:26.637,26 UTM:46.693,00 Dolar:- Euro:749,60 Cobre US$/Libra:2,92 Petróleo WTI US$/Barril:49,91 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:22.372,00

Impuesto al lujo: ¿Necesario?

EL MURO

Jueves 7 de septiembre de 2017

En el mundo existe una realidad que sólo un grupo limitado de personas puede experimentar y este es aquel que gasta millonarias cifras en productos muy ostentosos. En Chile también existe este escenario y por ese motivo se creó un impuesto al lujo en nuestro país.

Imagen foto_00000001

Joyas, autos, artículos de moda, nuevos dispositivos tecnológicos, son algunos de los productos que pueden llegar a costar exageradas sumas de dinero.

El miércoles 18 de agosto de 1999, el Senado aprobó por unanimidad el Proyecto de Ley (Oficio N° 2439 del 14 de Julio de 1999), que aumentó de US$ 10.004 a US$ 15.000 el límite exento del Impuesto al Lujo y racionaliza la importación de automóviles acogidos a franquicias especiales. 

La iniciativa permitió terminar con el mercado secundario de ventas de cupos para internación de vehículos de mayor valor sin pagar impuestos, al derogar la franquicia aduanera 0004, y faculta al Ministerio de Transportes para establecer un paquete básico de elementos de elementos de seguridad con los que obligatoriamente deberán contar los vehículos que ingresen al país.

La primera venta o importación habitual o no de artículos que la Ley considera suntuarios paga un impuesto adicional con una tasa de 15% sobre el valor en que se enajenen. Los artículos de pirotecnia, tales como fuegos artificiales, petardos y similares pagarán con tasa del 50 %.

En el caso de los objetos de oro, platino y marfil; joyas y piedras preciosas; y pieles finas, quedan afecta a la misma tasa del 15 % por las ventas posteriores, siempre que estas sean realizadas por vendedores, aplicándose las mismas normas generales del Impuesto al Valor agregado.

Por ejemplo, HunterDouglas, el gigante mundial de productos arquitectónicos lanzó en el país su línea Powerview, de automatización para cortinas y persianas, cuyo precio no baja de los $100.000 pesos. En palabras de Laura Yáñez, gerente de marketing de la compañía, nos cuenta: En Chile el mercado de las cortinas va en crecimiento, sobre todo porque se añaden tecnologías que satisfacen al usuario tanto con usabilidad como calidad, por lo que pese a que nuestros productos pueden ser considerados un lujo, para muchos es una inversión bien realizada porque están pagando por un producto diseñado con excelencia”.

En este rango de artículos de lujo podemos encontrar: oro, platino y marfil, joyas y piedras preciosas, pieles finas, alfombras, tapices y cualquier otro artículo de similar naturaleza calificado como “finos” por el Servicio de Impuestos Interno, vehículos casa-rodantes autopropulsados, conservas de caviar y sucedáneos, armas de aire o gas comprimido, sus accesorios y proyectiles (excepto las de caza submarina) y artículos de pirotecnia, tales como fuegos artificiales, petardos y similares.

El Estado argumenta que el dinero recaudado por este impuesto, que va a dar a las arcas fiscales, se destina a la ayuda de los distintos sectores. Por ende, estamos ante una decisión bastante entendible por parte de las autoridades.

Imagen foto_00000002

En pleno año 2017, se observan por las calles de nuestra capital a muchas personas que transitan por las calles en autos lujosos, estos individuos pueden acceder a semejantes automóviles debido a los altos ingresos que perciben.

 “Cada año aseguramos más vehículos de lujo. Es una tendencia que no decrece, autos de 50 o 60 millones ya no son una rareza y eso se puede ver en las calles de Santiago”, declaró Juan José Santa Cruz, gerente general de la corredora de seguros EstoySeguro.cl, respecto al tema de los autos lujosos.

Mientras haya gente que gane sumas de dinero más altas que el común de la población, seguirá existiendo un alto interés por estos productos de lujo. Es un aspecto positivo que se haya creado este impuesto al lujo en Chile. No sólo permite que quienes pueden acceder a  la compra de estos artículos caros tengan beneficios, sino que además hay una ayuda directa a toda la sociedad.

Tanto en Chile, Argentina y Ecuador, el impuesto al lujo ayuda a proteger a la industria nacional. De esta forma se mantiene un orden y se produce un crecimiento del mercado suntuario en Chile.

La seguridad, la estabilidad económica y política, los bajos aranceles y las reglas de juego claras son los principales motivos que llevan a los impulsores del mercado de lujo chileno a creer que el sector seguirá creciendo, no sólo gracias a las visitas extranjeras sino también por el aumento en la demanda local, impulsada por una situación económica favorable.

EL MURO

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...