UF:26.581,81 UTM:46.600,00 Dolar:646,33 Euro:760,55 Cobre US$/Libra:2,92 Petróleo WTI US$/Barril:47,09 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:21.724,50

“Hemos ganado la mitad de la batalla”… recordando a Milton Friedman

Francisco Sánchez

Miércoles 2 de agosto de 2017

Milton Friedman es uno de los economistas más renombrados de la denominada “Escuela de Chicago”, quien durante toda su vida no tan solo se dedicó al desarrollo de la disciplina económica sino también a la difusión de ideas, rol que sin lugar a dudas lo sitúa entre los intelectuales más influyentes en “la Historia de las Batalla de las ideas”.

El 2004, dos años antes de fallecer, escribía una notable columna titulada “Hemos ganado la mitad de la batalla”, en el mencionado escrito señalaba que la opinión pública en los EE.UU. había cambiado en las últimas seis décadas. De esta  que tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial se había podido constatar un paulatino pero constante viraje desde los colectivismos hacia el libre mercado y gobiernos limitados.

Esto no es producto de la suerte o las circunstancias, sino de un trabajo duro en la difusión de las ideas e influencia en la opinión y la gestión de políticas públicas, estudios e investigaciones serias, en donde la disciplina y el rigor académico son elementos fundamentales para la generación de una opinión, relato y masificación del mensaje entre las personas.

De esta manera Milton Friedman, al igual que otros, vieron en las circunstancias una oportunidad en donde las “aparentemente ideas en retroceso” podían en efecto fomentar un viraje en el clima de opinión predominante. 

Es el método de análisis y la búsqueda de evidencia lo que conllevaría a consolidar una forma de ver la economía y analizarla, siendo fundamental para el desarrollo de la disciplina en las aulas de la Universidad de Chicago como también del desarrollo de estas ideas en acciones concretas.

Por ende una de las facetas más conocidas de Milton Friedman es la de difusor de ideas, abierto al debate público como también a entrevistas, escribiendo artículos académicos como también generando un relato llano y sencillo para las personas no expertas en materia económica.   Muchos jóvenes, y algunos no tanto, pudieron comprender su visión por medio de la televisión pública, a inicios de 1980, en torno al  poder del mercado, la tiranía del control, el origen de la crisis de 1929 y preguntas claves como ¿quién protege al consumidor y al trabajador? Y ¿qué pasa en nuestras escuelas?, entregando elementos para el debate basados en la “libertad de elegir”.

Para Milton Friedman la batalla de las ideas se había prácticamente ganado, aunque para él mismo esta batalla nunca se gana realmente. Sin embargo él tenía claro el año 2004, que por un lado se había logrado detener el avance del socialismo, lo que no significaba necesariamente el avance de las ideas basadas en la sociedad libre, el libre mercado y el gobierno limitado.  Lo cual, es sin lugar a dudas una señal clara de alerta.

Por lo cual quedaba la parte más importante en esta “batalla de las ideas”, lograr que las ideas predominen en la opinión pública y que la práctica gubernamental se ajuste a esta.  Un desafío que en Chile del siglo XXI, a pesar de reconocer la importancia de la propiedad privada, el libre mercado y la libertad de elegir en nuestra sociedad son claramente omitidas por igualitaristas que buscan generar un Estado que sirva para los fines que no está concebido.

Debemos recordar que fue el poder de una idea, la de la libertad, que logró generar un cambio rotundo en la historia de nuestro país, con personas comprometidas en generar el cambio más importante en beneficio de todos y no de algunos, siendo ya hace 42 años millones de chilenos protagonistas de la revolución más importante de Chile.

Friedman nos deja un legado de libertad, profundo que ha calado hondo, ese mismo que ha permitido a millones de personas en todo el mundo salir de la pobreza, ser capaces de decidir su propio destino y comprender que “la democracia de los pies” es una de las principales señales del fracaso de un país pero también un desafío constante ante esta batalla que aún está en desarrollo.

No podemos bajar los brazos y menos sentirnos victoriosos, Chile es un ejemplo palpable de que manera las cosas pueden empeorar por las “malas ideas que tienen comprobados desastrosos resultados”.

Francisco Sánchez

Historiador

Circulo Acton Chile

 

 

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...