UF:26.536,69 UTM:46.461,00 Dolar:- Euro:699,96 Cobre US$/Libra:2,54 Petróleo WTI US$/Barril:49,62 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:20.547,76
Elisa Neumann (ARCIS): El PC abandonó a los alumnos

Elisa Neumann (ARCIS): El PC abandonó a los alumnos

Miércoles 14 de diciembre de 2016

Asegura que dirigentes del PC "han hecho declaraciones sin entender que en esta universidad estudiaban hijos de obreros que jamás van a entrar a la Universidad de Chile o a la USACH"

Lunes 5 de diciembre de 2016. Una fecha que las autoridades, académicos, funcionarios y estudiantes de la Universidad ARCIS, de seguro, no olvidarán. La Ministra de Educación, Adriana Delpiano aseguró a través de los medios de comunicación que dicho establecimiento de educación superior "no es sustentable en el tiempo", e incluso, sostuvo que se evaluaba el ingreso de un interventor para concretar el cierre del plantel. Así de directa fue la noticia que Delpiano les hizo como regalo anticipado, quizás, de Navidad, a la comunidad de la Universidad ARCIS.

El problema es que la declaración de la Secretaria de Estado no sólo causó molestia al interior de la ARCIS, sino también entre parlamentarios oficialistas, lo que obligó a la jefa de la división de Educación Superior, Alejandra Contreras a manifestar, en la prensa que en las declaraciones de la Ministra, Adriana Delpiano “hubo una opinión que, probablemente, se excedió de la información que existía”. 

Lo cierto es que desde hace tiempo y, con mayor razón, en estas últimas semanas, la Universidad ARCIS está en medio de una polémica por falta de recursos para financiarse, pero más allá de los dineros que faltan, lo que hay detrás es un problema político, donde el Partido Comunista (PC) –hoy, parte de la Nueva Mayoría-, o mejor dicho, algunos de sus militantes son responsables de la crisis financiera que arrastra este establecimiento, al igual que el administrador provisional, Patricio Velasco (designado en julio de 2015 por el actual Gobierno) y el Ministerio de Educación, todos interesados en que, de una buena vez, se cierre la Universidad ARCIS. Así, lo asegura en entrevista con EL MURO, Elisa Neumann, directora de dicha Casa de Estudios Superiores, quien de manera directa  analiza el proceso por el que se está atravesando y que es un ejemplo, dice, de cuando la política interfiere y se transforma en nefasta.

Elisa Neumann sostiene que “si la universidad hubiese pertenecido al Partido Comunista, estaríamos afectos al decreto de cierre inmediato, porque una de las condiciones para ser una universidad es el pluralismo ideológico. Hubo militantes del PC en cargos muy importantes al interior de la Corporación y también de la universidad. En realidad, si uno mira el estado administrativo y financiero no hubo una buena gestión, los balances auditados de 2011 y 2012, por ejemplo, sistemáticamente mencionan que no hay claridad en las fuentes de información, en los centros de costos, que no se discrimina entre la deuda no cobrable y cobrable”.

Agrega que “la salida masiva y abrupta de, prácticamente, la totalidad de la Corporación, dentro de los cuales muchos eran militantes comunistas, terminó por liquidar a la universidad. Hay que pensar que esto se dio de manera simultánea al hecho de que la Inmobiliaria Libertad se disuelve y, por lo tanto, recupera sus capitales y deja a la universidad en una situación muy precaria, desde el punto de vista económico. Lo más grave aún es que no se le informa a la Corporación cuál es la situación económica real. A estas alturas de la vida, creo que no fue casualidad que no se entregara nunca el balance y sólo cuando asumí como rectora logro acceder a la información y encontrarme con que los dineros que ingresaban a la universidad duraban sólo hasta octubre y no diciembre, como se nos dijo inicialmente“.

Sobre la forma en que el PC ha actuado en el tema de la ARCIS, Elisa Neumann hace hincapié en que ese partido, simplemente, la dejó sola, sin apoyo y sin hacerse parte de posibles soluciones. “Lo lógico era que si ellos habían sido parte de esta institución hubieran ayudado a conseguir un préstamo, hubiesen ayudado desde el punto de vista mediático-político. La verdad es que no tuve ninguna recepción de parte del PC”. Añade, que en algún momento le solicitó una reunión con el presidente del PC, diputado Guillermo Tellier y no hubo respuesta. Al respecto, la directora de la Universidad ARCIS recuerda ese episodio: “Le pedimos una reunión como Corporación y nunca nos recibió. Él estaba más preocupado de dejar en claro que el PC no tenía nada que ver con la ARCIS, más preocupado de la opinión pública y de la imagen, que de decir que esto es un proyecto que, de alguna forma, militantes importantes del partido estaban involucrados. Esto es lo que pasa con todos los políticos, actualmente, nadie hace nada en función de sus principios y sus valores, todo lo hacen en función de cálculos políticos y, por eso, es que estamos como estamos”.

-¿Por qué, a su juicio, no se entregó la información financiera a tiempo para que se adoptaran ciertas medidas que permitieran manejar la crisis financiera?

Creo que hubo un error político tremendo y se hizo con la idea de pagar menos costos políticos, ahorrarse conflictos, ahorrarse problemas y también, en parte, porque los balances y los estados administrativo-financiero nunca fueron claros. Por un lado, se ocultó información y ésta era, además, confusa. Aquí, hay cosas que tienen que ver con el diseño de salida que hizo el Partido Comunista que fue nefasto y me refiero a los militantes del partido que estaban actuando en la Corporación y en lugares de poder y de influencia dentro de la universidad.

-¿La salida de los militantes comunistas -que aportaban recursos- y que, usted califica de nefasta, fue abrupta, de un momento a otro y sin aviso previo?

Exactamente, fue muy violento. Sabiendo la precariedad financiera de la universidad, distinto es que nos hubieran dado un plazo de 2 ó 3 años, o hubieran realizado otro diseño de salida. Cuando digo de un día para otro, literalmente, fue así.

-¿Cómo se entiende esa actitud de parte de quienes formaban parte de una universidad que se caracteriza por no tener una mirada económica?

Yo no estoy para interpretar los comportamientos de otros, eso, hay que preguntárselo a la corporación saliente, ¿por qué hicieron las cosas de esa manera?, ¿por qué lo hicieron de manera abrupta? Lo más criticable es que no entregaron la información e insisto, en eso. El déficit inicial de la Universidad ARCIS era de $2 mil millones, ahora no se sabe, porque el administrador provisional (Patricio Velasco) entrega información errática. La última información que él entregó es que vendía las sedes de Huérfanos, de Libertad e igual quedábamos debiendo $700 millones.

-¿Cuál era el escenario al momento financiero de la ARCIS cuando usted dejó de ser rectora?

Cuando entregué la rectoría se pensaba vender sólo la sede de Libertad, por $8.500 millones, y si pagábamos todas las deudas nos quedaban, $2 mil millones para operar durante uno o dos años, sin necesidad de nuevos ingresos. Entonces, no era un déficit tan horroroso. Hay cerca de 16 universidades con problemas de financiamiento, todas con déficit superiores a los $3 mil ó $4 mil millones, son planteles que siguen existiendo.

Delpiano: ¡Ministra irresponsable!

-¿Qué piensa de las declaraciones de la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien anunció a través de los medios de comunicación del cierre de la Universidad ARCIS? Después, desde el propio MINEDUC tienen que rectificar sus dichos.

Me preocupa, porque no sólo es una actuación irresponsable, es también un desconocimiento de los procedimientos legales y administrativos con los cuales se cierra una universidad. Una universidad no es un boliche que el ministro pueda decir lo cierro, porque el Ministerio tiene que entregar un informe, fundamentar la petición de cierre, ser revisado por el Consejo Nacional de Educación, frente al cual tenemos derecho a dar nuestra opinión y sólo después de eso se decreta el cierre. Ella (Adriana Delpiano) no puede andar decretando cierres, no puede andar diciendo que les voy a dar un ¡tiempito más! al administrador provisional, con ese desparpajo. Encuentro, en este momento, que ella es responsable de la dificultad que la Universidad ARCIS va a enfrentar en el proceso de matrícula y, la verdad, es que creo que hay una decisión ya tomada.

-¿Cuál sería esa decisión?

Van a hacer todo lo posible para cerrar ARCIS, porque quieren cerrar ARCIS para ahorrarse problemas, como resuelven todos los problemas en la Nueva Mayoría, los resuelven en forma apresurada, sin importar las consecuencias reales de sus decisiones.

-¿El Partido Comunista, de alguna manera, al ser parte de la Nueva Mayoría, está apoyando soterradamente la idea del cierre de la Universidad ARCIS y, así, el PC se evita más cuestionamientos?

No puedo suponer intenciones, no es mi estilo. Sé que el diputado, Lautaro Carmona dijo que ojalá el cierre se ajuste al debido proceso legal y administrativo, sé que otros diputados comunistas han planteado que no sería bueno que ARCIS se cerrara, pero no sé si han sido enfáticos. No sé si, realmente, han defendido los intereses de esta comunidad en la cual muchos de sus militantes y muchos de sus profesionales se formaron. Aquí, no ha habido conciencia en la Nueva Mayoría, en general, en su totalidad, de que esta universidad ha formado a primeras generaciones de estudiantes que no vienen de padres profesionales, que vienen de sectores, más bien, populares, que son hijos de obreros, que han estudiado con tremendo sacrificio y han logrado terminar sus carreras.

-¿Hay doble estándar por parte del Partido Comunista entre el discurso público y lo que algunos de sus militantes hicieron, en la práctica, con la Universidad ARCIS?

No sé si doble estándar. Creo que ellos no quisieron comprarse más problemas. Más que doble estándar, algunos en el PC no tuvieron coraje de decir que esta es una universidad que, si bien, no pertenece al Estado, tiene una comunidad que la ha sostenido siempre y que tiene una vocación pública. Fueron incapaces de defender sus planteamientos. Hace tiempo que no dicen esos planteamientos y, por eso, les va mal en las elecciones.

-Usted habla del PC en general, ¿ya no sólo del grupo de militantes comunistas que invertían en la ARCIS y que, de un día para otro, se fueron sin importarles lo que pasara con el plantel?

Exactamente. Hay dirigentes del PC que han hecho declaraciones sin entender que en esta universidad estudiaban hijos de obreros que jamás van a entrar a la Universidad de Chile o a la USACH.  

-¿En qué momento cree que la mística de la ARCIS cambió para algunos y se transformó en un negocio y cuando se dieron cuenta que no les convenía, se lavaron las manos y optaron por dejar de invertir recursos y se fueron?

En la ARCIS, esa filosofía nunca la ha perdido. Los académicos llevamos impagos desde octubre hasta ahora, hemos recibido uno que otro bono y no hemos dejado de hacer clases. La mayoría de los académicos, la mayoría de los funcionarios ha seguido cumpliendo con su responsabilidad, porque está comprometido con un proyecto. Lo que cambió fue una desinteligencia de altos personeros del Partido Comunista que encontraron que esto les iba a traer problemas en la Nueva Mayoría y se mandaron a cambiar de un día para otro, sin medir las consecuencias.

-¿Esta situación por la que atraviesa la ARCIS tiene que ver, a su juicio, con un tema político, en términos de no perjudicar al PC, no generar más ruido dentro de la Nueva Mayoría –bastante los hay, actualmente-, y más fácil era irse y si podemos cerrar el plantel mucho mejor?

Eso es lo que yo creo con toda seguridad que está impulsando el Ministerio de Educación, no me cabe la menor duda.

-¿El Ministerio de Educación es el principal promotor, tanto de manera pública como lo hizo la Ministra Adriana Delpiano –y, también soterradamente- para cerrar la Universidad ARCIS para ahorrarle un conflicto al Partido Comunista y a la Nueva Mayoría?

Exactamente. El Consejo Nacional de Educación ha señalado en su informe que el plan del administrador provisional (Patricio Velasco) es impreciso, no contiene indicadores de verificación, ha perdido un año discutiendo la misión y visión para lo cual no está facultado, no se ha concentrado en las tareas más importantes. Tampoco ha desarrollado una política de cobranza, hay una sarta de errores de este señor. Lo más grave es que, en ese informe, se señala que el Ministerio de Educación no ha supervisado la labor del administrador provisional.

-¿Patricio Velasco, el administrador provisional, es al final de cuentas un obstáculo para que la Universidad ARCIS siga funcionando? Estamos hablando de un funcionario designado por el Gobierno de Michelle Bachelet.

En el informe del que te comento se deja en claro que el administrador provisional ha realizado una mala gestión. Cuando sale ese informe la Ministra (Adriana Delpiano) decreta el cierre de la ARCIS y es una manera de eludir la irresponsabilidad que ha tenido el Ministerio de Educación, respecto a lo que sucede en ARCIS. ¿Se te ocurriría pagarle $6.500.000 a un administrador provisional? Estamos hablando de un salario enorme para una universidad pequeña, no se justifica en función de la tarea que realiza y tampoco se justifica en función de la realidad económica.

-¿Qué ha pasado con la gestión del administrador Patricio Velasco?

Trajo cuatro o cinco asesores y contrató, al menos, tres empresas externas y espero que informe y les caduque el contrato, porque si no, va a dejar clavada a la universidad todo el próximo año con las mismas empresas que no sabemos cómo las contrató, si buscó lo más barato. Yo tengo la impresión que no.

-¿El administrador provisional toma decisiones sin consultar a nadie en la Universidad ARCIS?, ¿se maneja de manera autónoma, porque fue instalado por el gobierno?

Él (Patricio Velasco) ni siquiera consulta. Por ejemplo, en un informe se le dijo que para la campaña de admisión no convenía contratar a una empresa externa y que era una gasto innecesario y el señor insistió, pese a que la campaña de 2016 había sido deficiente y que lo había que hacer era movilizar a los equipos de las direcciones de escuelas y no hizo caso y volvió a contratar a la misma empresa que no había dado resultados. Él (Patricio Velasco) hace lo que quiere, sin que nadie lo controle.

A tribunales, como última medida

-¿Cuál es el escenario en este momento de la Universidad ARCIS?, ¿confían en lograr una determinada cantidad de matrículas en 2017 para seguir funcionando?

No nos pueden condicionar nuestra existencia a que matriculemos 570 estudiantes. Primero, porque la campaña de admisión ha sido, políticamente, mal diseñada, mal planificada, no dirigida al público objetivo que tienen que ser estudiantes trabajadores. Menos, considerando que la Ministra de Educación dijera que la universidad se cierra. Además, se está hablando de que el administrador provisional en el contrato que firme el alumno quiere poner una cláusula de que la matrícula estaba sujeta a que se cierre o no la universidad. Espero que no lo haga, porque si lo hace, es una manera clara de promover la no matrícula.

-¿Qué harán ustedes frente a ese escenario?

Como académicos, como funcionarios vamos a hacer una reestructuración, queremos vender las propiedades a un valor comercial que nos deje un saldo de liquidez, queremos re-programar las deudas, reducir la planta. Y en un año hacer lo que el administrador provisional no ha hecho desde 2015 que fue recomponernos y reorganizarnos. El administrador provisional no ha cambiado nada en la universidad.

-¿Y qué pasará si no logran una matrícula de 570 alumnos?

No vamos a aceptar esa cuota de matrícula. Aquí hay responsabilidad del Ministerio de Educación por haber anunciado el cierre de la universidad y, además, este señor (Patricio Velasco) hace un contrato de matrícula donde señala que está condicionada al cierre del plantel. Nosotros vamos a presentar un proceso de reestructuración. Nuestra decisión es continuar con la universidad. En el peor de los casos, nos dicen que deben ser 570 alumnos y si logramos 300, ellos van y determinan el cierre y nosotros, entonces, vamos a apelar y si insisten en cerrarnos, nos vamos a tribunales. No vamos a permitir que cierren la universidad.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

Relacionados

El "meme" del día

MEME: Un emprendedor ...

MEME: Un emprendedor ...