UF:26.648,67 UTM:46.786,00 Dolar:630,08 Euro:740.100 Cobre US$/Libra:3,15 Petróleo WTI US$/Barril:51,47 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:23.361,39
Dirigente de la ANEF acusa de "traición" al diputado Osvaldo Andrade

Dirigente de la ANEF acusa de "traición" al diputado Osvaldo Andrade

Jueves 4 de febrero de 2016

No se viene nada de fácil el camino para el militante del PS a contar de marzo: funas y protestas, son sólo parte de las estrategias que implementarán en su contra los funcionarios públicos.

A veces, con el paso del tiempo, da la sensación que algunas personas, no todas, porque claramente no corresponde generalizar, olvidan que, en algún minuto desempeñaron cargos que, en teoría y, en el mejor de los casos, en la práctica, los mantenían cerca de los trabajadores, impulsando o propiciando medidas que beneficiaran a los funcionarios públicos. Es el caso, por ejemplo, del diputado del Partido Socialista (PS) y abogado, Osvaldo Andrade, quien fue Ministro del Trabajo y Previsión Social, recordemos, desde el 11 de marzo de 2006 al 10 de diciembre de 2008 bajo la primera administración de Michelle Bachelet. Sin embargo, esos tiempos de cercanía con los trabajadores parecieran haber quedado en el olvido y, hoy, la situación es distinta, ya que un sector  de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) está en pié guerra contra el parlamentario.

Usted se preguntará qué hizo el diputado, Osvaldo Andrade que molesta y encona tanto a los funcionarios públicos. La respuesta es una y clara: el 3 de noviembre de 2015, el parlamentario presentó el Boletín N°10369-07 y cuya materia está dirigida a funcionarios públicos, empleados municipales y al derecho a negociación colectiva. Este tema, no es nuevo, pero lo que hasta ahora no se sabía y que, revela EL MURO, es que dentro de la ANEF, sus dirigentes, -entre los que se descarta la mesa directiva, encabezada por Raúl de la Puente quien es pro Nueva Mayoría y, por ende, pro Gobierno-, están juntando fuerzas para irse con todo en contra de Andrade y lo harán en marzo. En palabras simples, menos de un mes de respiro le queda al parlamentario socialista para verse las caras con las asociaciones de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales.

El contexto legal

La Constitución Política establece en su Artículo 19 N° 16, “el derecho que tienen los trabajadores a la negociación colectiva en la empresa, refiriendo con ello a la generalidad de las personas que prestan servicios en la empresa privada, y cuyos contratos se encuentran regidos por el Código del Trabajo”.

Hay que consignar, además, que el Convenio N° 151 de la OIT, señala diversos aspectos relativos a la protección de los derechos de los trabajadores públicos, tales como el derecho a sindicalización, la protección de la actividad de sus dirigentes, las facilidades que la autoridad debe otorgar para una acción sindical efectiva, el establecimiento de mecanismos de solución de conflictos y, finalmente, el establecimiento de procedimientos de acuerdo en torno a condiciones de empleo.

Sin embargo, el diputado Osvaldo Andrade, en la polémica moción que presentó, advierte que “el tenor de nuestras normas constitucionales y legales, impiden que los trabajadores públicos accedan al mecanismo de acuerdo de condiciones de empleo que nuestro ordenamiento ha adoptado como regla general, es decir, la negociación colectiva. Ello ha implicado, en la práctica, el desarrollo de relaciones laborales en el sector público no exentas de efectos negativos, como negociaciones sin una periodicidad prefijada, paralizaciones desreguladas que afectan a la población y, en general, la configuración de un cuadro de incertidumbre sobre la protección de los derechos de los trabajadores de este sector de la economía”. Agrega el diputado socialista en el mismo documento que este diario electrónico reproduce: “Proponemos una reforma constitucional que signifique que, tanto los trabajadores del sector privado como los trabajadores del Estado y los municipios, accedan a los derechos propios de la negociación colectiva que establecen los instrumentos internacionales suscritos por nuestro país”.

En la práctica, para entender qué es lo que contempla esta moción, es importante explicar qué es lo que el documento contempla: “Reemplázase la oración inicial: “La negociación colectiva con la empresa en que laboren es un derecho de los trabajadores”, por la siguiente: "La negociación colectiva con la empresa, con el Estado o con las Municipalidades en que laboren,  es un derecho de sus trabajadores y funcionarios,  respectivamente”.

También se plantea que “asimismo, una ley establecerá las modalidades y procedimientos, a través de los cuales los funcionarios del Estado y de las Municipalidades podrán ejercer su derecho a negociar colectivamente”. Y se añade: “Modifícase su inciso segundo de la siguiente forma: para suprimir la oración no podrán declararse en huelga los funcionarios del Estado ni de las municipalidades, y para reemplazar la expresión “Tampoco podrán hacerlo”, por la siguiente: “No podrán declarar la huelga”.

Las críticas de la ANEF

En entrevista con EL MURO, Jimena Aguirre, directora de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales asegura a EL MURO que “nos están dando una suerte de zanahoria, pero, en la práctica, es una camisa de fuerza”.

Hay que mencionar que, hasta ahora, las únicas explicaciones que Osvaldo Andrade ha manifestado a los medios de comunicación es que no se trata de coartar la libertad que los trabajadores tienen de manifestarse y extender, de ser necesario, las huelgas. Sin embargo, al interior de la ANEF, la interpretación que se da a sus palabras es distinta, generan incertidumbre y, lo peor de todo, advierten, un escenario bastante obscuro.

La dirigente gremial discrepa absolutamente de las declaraciones de Andrade, advirtiendo que el proyecto se presentó “durante el tiempo en que se realizó el paro de los trabajadores del Registro Civil, en la época en que los trabajadores del sector público estábamos bastante amenazados, con una Ministra del Trabajo (Javiera Blanco) advirtiendo que los trabajadores a honorarios tuvieran cuidado hacia el fin de año, si mantenían la paralización”.

Agrega la dirigente sindical, que justo “en esos días, el diputado Osvaldo Andrade presentó este proyecto en el que, en la práctica, se propone el levantamiento de la prohibición constitucional respecto del derecho a huelga para los funcionarios del Estado y de las municipalidades, pero se establece que la negociación colectiva del sector público se regulará a través de una ley y, eso, para nosotros, viene a hacer un espejo de lo que está pasando hoy día con la Reforma Laboral, que es regular y normar la negociación en todos los ámbitos que se pueda, de manera que lo que, hoy, logramos ejercer libremente en todos los ámbitos del sector público, va a quedar completamente limitado a plazos, procedimientos, a actores que tienen que intervenir, entonces, definitivamente, va a ser un retroceso para la negociación del sector público y los trabajadores”.

Agrega Jimena Aguirre que “esta propuesta de Andrade se hizo de espalda a los trabajadores. En julio de 2015, firmamos un Protocolo de Acuerdo con el Gobierno y uno de los puntos habla de los derechos colectivos, de hacer una revisión a las tutelas por los derechos fundamentales para los trabajadores públicos, que se revisaría también el tema de la negociación colectiva y que, probablemente, este 2016 se elaborará un proyecto de ley, pero él (Andrade) presenta la moción sin consultarle a ningún dirigente sindical, ni a nadie, si es que hay algún acuerdo sobre cómo se quiere normar la negociación colectiva”. La dirigente es tajante a la hora de indicar que “hoy, no están dadas las condiciones en el Congreso para legislar en materia laboral, menos en materia de trabajadores públicos, tenemos un Parlamento coaptado por intereses que no son de derechos sociales”.

La directora de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales asegura que, en la actualidad, “negociamos libremente, ejercemos el derecho a huelga, entonces, lo que está intentando el Gobierno es poner camisa de fuerza y vemos que el actuar del diputado Osvaldo Andrade no tiene nada que ver con un diputado electo democráticamente por personas que han confiado en él. Fue Ministro del Trabajo, sabe perfectamente que se tiene que sentar a la mesa a conversar con los trabajadores que son los principales actores y no lo hizo. Insisto, llegó y a espaldas de todo el mundo presentó un proyecto de ley”.

¿Qué razones tendría Andrade para darle la espalda a los trabajadores públicos?

A juicio de Jimena Aguirre, a la hora de encontrar las razones que, presumiblemente, puedan intentar explicar la actitud del diputado (PS), Osvaldo Andrade, afirma: “Nosotros nos enteramos por la prensa que Andrade iba a presentar este proyecto, fuimos al Congreso, lo enfrentamos, le hicimos una funa y en él vemos arrogancia y también de parte del Gobierno. Los valores dentro de las autoridades políticas, dentro del Ejecutivo, valores como la ética, del deber ser de las personas, hoy, no son ejes fundamentales de su actuar”. Agrega que “los derechos sociales que esperábamos que este Gobierno fuera pro-trabajador, democrático, que legislara a favor del pueblo, lo único que hemos visto son leyes que van en contra de los trabajadores, leyes que nos hacen retroceder, leyes que propenden hacia los negocios en el mercado, en vez de asegurar derechos sociales”.

La dirigente nacional de la ANEF comenta que “estamos preocupados con lo que está pasando con la Reforma Laboral que es una situación urgente y vamos a denunciar lo que está pasando con el proyecto del diputado, Osvaldo Andrade, que no tiene, es cierto, ninguna urgencia. Sin embargo, vemos en el Ejecutivo que sí hay intención de legislar para el sector público y esperamos que el Gobierno no saque un proyecto debajo de la alfombra, sino que esperamos construir y, si es que hay algo que hacer, que el Ejecutivo se aboque a levantar las peticiones de los trabajadores”.

Daisy Castillo Triviños/El Muro

Foto: Agencia Uno

 

Relacionados

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...