UF:26.657,27 UTM:46.786,00 Dolar:624,53 Euro:738,80 Cobre US$/Libra:3,16 Petróleo WTI US$/Barril:51,88 Ipsa:4.104,19 Dow Jones:23.157,80

Arturo Martínez: “No puede como dirigente social decir que se reúne sólo con los amigos”

Jueves 5 de octubre de 2017

Ante la negativa de Bárbara Figueroa de reunirse con candidatos de centroderecha, el ex pdte. de la CUT, Arturo Martínez, señaló que “Una central de trabajadores no puede definirse ni de centro, ni de derecha, ni de izquierda. La CUT es de los trabajadores.”

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa señaló que durante estas elecciones presidenciales sólo se reunirá con los aspirantes a La Moneda de izquierda, dejando de lado a los candidatos de la centroderecha. La molestia de José Antonio Kast con Bárbara Figueroa fue tanto, que el candidato presidencial decidió presentar una demanda en la Corte de Apelaciones por discriminación.

Para ello invocó la Ley Zamudio. La abogada de José Antonio Kast, Carmen Domínguez explicó que recurrieron a esta ley porque frente a un acto de discriminación de carácter arbitrario está la posibilidad de presentar dentro de 30 días una demanda en los tribunales civiles y en el caso de que esta demanda se considere la persona está sujeta a una multa por discriminación que va entre 5 y 4 UTM.

“Se supone que la CUT debería representar a todos los trabajadores. Cuando uno tiene un cargo de dirigente gremial hay que sacarse la camiseta si es de un lado A o un lado B y defender a todas las personas por igual. Hay que escuchar las propuestas de todos los candidatos y conocer cuáles son las iniciativas que plantea José Antonio para mejorar el empleo, y defender el derecho de los trabajadores”, argumentó.

Según Carmen Dominguez, Bárbara Figueroa está discriminando a José Antonio Kast por no ser de la misma corriente política que milita la presidenta de la CUT, es decir, del Partido Comunista. “Ella llega y lo veta de forma arbitraria por un tema de pensamiento político. Lo ideal es que la diferencia de trato hubiese sido igual con todos los presidenciables”, manifestó.

Arturo Martínez, ex presidente de la CUT cree que si las organizaciones sociales quieren hacer política deberían reunirse con todos. “Uno no puede como dirigente social decir que se reúne sólo con los amigos, creo que no corresponde. Pero también creo que es parte de la campaña de José Antonio, él de alguna manera consigue prensa y estar en la opinión pública, no creo que esté tan preocupado porque no lo recibe la CUT porque ahí nunca va a tener votos”, precisó

El ex dirigente de los trabajadores piensa que si se reúne con uno, debería reunirse con todos y escucharlos a todos, más allá del compromiso político que tenga Bárbara Figueroa. “En la vida social y sindical uno tiene que escuchar todas las propuestas porque si uno se queda sólo con lo que le gusta no sabe lo que están pensando los otros, entonces desde el punto de vista de recrear sus ideas creo que es bueno escuchar, yo no tengo problemas con eso”, afirmó.

El ex presidente de la CUT dijo que históricamente la Central Unitaria de Trabajadores tenía una idea de izquierda, apoyada por los partidos de ese sector y del centro. “Creo que eso le hace mal al sindicalismo porque una central de trabajadores no puede definirse ni de centro, ni de derecha, ni de izquierda. La CUT es de los trabajadores y ellos tienen distintos pensamientos, por lo tanto, si quiere representar a los trabajadores tiene que ser más abierta, por eso creo que no corresponde tener una central encapsulada en una idea política”, aseguró.

El analista político de la Universidad Católica, Rodrigo Espinoza, considera la demanda presentada por José Antonio Kast como un hecho súper llamativo porque en su opinión la derecha por años se opuso a tener una ley antidiscriminación y ahora están haciendo uso de ella, aunque está dentro del ejercicio de una democracia.

“Hay que ver la real intención de Kast de querer reunirse realmente con la CUT para establecer diálogo. Tal vez estratégicamente él esperaba esta reacción de parte de Barbara Figueroa, y por lo tanto, al aplicar la Ley Zamudio gana espacio y visibilización y la posibilidad de atraer más electores y tener más tiempo en pantalla o medios de comunicación”, destacó.

Para el experto es “Cuando eres dirigente social tienes que reunirte en lo posible con todos los actores y establecer diálogo para tener relaciones armoniosas, así funciona la democracia”, recalcó.

Por otra parte, a juicio del analista político, también es importante destacar que Bárbara Figueroa es una dirigenta electa por un sector político en particular y muchas veces los dirigentes tienden a responder a la gente que los elige en lugar de actuar con una visión más plural.

“Si Bárbara Figueroa hubiera aceptado la posibilidad de reunirse con Kast siendo que la CUT es tradicionalmente de izquierda, seguramente eso le hubiera quitado a ella legitimidad, piso político y apoyo dentro de su sector, sobre todo por los dichos que ha tenido Kast de denostar a la izquierda una y otra vez de manera no muy amistosa durante la campaña presidencial”, recordó.

Rodrigo Espinoza aclaró que La CUT tiene un ADN político marcado que es la vinculación con partidos de clase trabajadora. “Me parece implausible que la CUT se asocie con la derecha porque al final de cuentas el núcleo duro tanto de la UDI como de Renovación Nacional han sido los sectores del empresariado y más adinerados de este país, los que posteriormente empiezan a instalar una estrategia dual en sectores populares para que la derecha se pudiera volver electoralmente competitiva”, señaló.

“No es que la CUT sea hermética políticamente hablando, si no que dentro de su ADN institucional y sus orígenes es una asociación de trabajadores, y por lo tanto lo esperable es que sus principales redes políticas estén efectivamente con partidos de base trabajadora”, puntualizó Rodrigo Espinoza.

Carola Oyarce/El Muro

Foto: Agencia Uno

 

 

 

Relacionados

El "meme" del día

Underjackson...

Underjackson...